Muere Keith Emerson de Emerson Lake & Palmer

“Vivimos en una época en la que veremos a todos nuestros ídolos morir”. Los ciclos de vida de los mortales como nosotros son, en comparación con todo lo que nos rodea en el universo, demasiado cortos. Desde los primeros días de este 2016 hemos visto desfilar a una serie de músicos y artistas hacia el limbo; sin embargo, lo que más sorprende es que día con día nos llega la triste noticia de que una enfermedad, un cáncer, un accidente o, en este caso, un suicidio que se ha llevado a nuestros ídolos o esas personas que le dieron un sentido a nuestras vidas a través de la música.

Tristemente, el caso de Keith Emerson lo tomamos con mucha pesadumbre. En esta ocasión no fue, por ejemplo, una batalla contra el cáncer, si no una batalla contra una depresión y problemas nerviosos. Estos orillaron al co-fundador de Emerson Lake & Palmer de 71 años a dispararse en la cabeza el pasado viernes 11 de marzo.

Su compañero, amigo y hermano de banda, Carl Palmer, escribió respecto a la muerte de Keith: “Estoy muy triste al enterarme del fallecimiento de mi buen amigo y hermano en la música. Keith fue un alma caritativa que su amor por la música y pasión por tocar el teclado quedarán sin un igual en los años venideros. Fue un pionero e innovador que con su genialidad musical nos tocó todos en las palabras del rock y el jazz. Siempre lo recordaré con su cálida sonrisa, su buen sentido del humor, su irresistible trabajo como showman y dedicación a la creación musical. Me siento afortunado de haberlo conocido y de hacer la música que hicimos, juntos”.

Descansa en paz, Keith Emerson.