Naces, creces, armas una banda, buscas tocadas, pagas por tocar, mueres.

Este texto es una actualización de un post que el autor publicó el 28 de marzo del 2015 en el blog de Los IMAS.

Cuando inicias en esto de la música es muy fácil que llegues a las manos equivocadas tratando de conseguir un show. Así es esto, buscas desesperadamente una tocada donde más allá de tus amigos, nuevas personas escuchen tu propuesta musical que has trabajado durante meses o quizá años. Lamentablemente, nunca faltan los vividores que buscan aprovecharse de la poca experiencia que tiene uno en cuestión de logística, booking, producción, etc, y “organizan” eventos pay to play.

Muchos, la mayoría (espero), quizá ya saben de qué trata, pero para los que no, les doy una pequeña introducción: obviamente ni la invitación, ni el flyer dirán “ven a tocar, pero tienes que pagar”, bueno, aunque a veces es cinismo rebasa esas fornteras. Estos sujetos se manejan con invitaciones en la que primero te avientan un mega choro de que su evento tendrá bastante exposición, las bandas ENOOORMES con las que compartirás escenario, los beneficios que “gozarás”, y las personas que te verán en ese conciertazo o tocada. Pero al final te dirán: “bueno, sólo tienes que vender 20 boletos de 200 pesos cada uno”, “tienes que pagar 500 pesos de renta de equipo”, “son 100 pesos por integrante”. Pura farsa.

Estos eventos tienen el único fin de echarse un varo a la bolsa a costa de bandas pequeñas con la ilusión de tocar en un buen foro o junto a una banda reconocida. Algunas veces, si no llegas a vender tus boletos, el mero día no te dejan subir a tocar; en otras, si no te cambian la locación “famosísima” que te habían prometido por extrañas circunstancias; también han llegado suceder casos en que te dan una fecha límite para liquidar tu venta de boletos, das tu dinero, al final cancelan el show, y como te dieron nombres falsos desaparecen… naturalmente se quedan tu dinero.

Estamos de acuerdo, cuando empiezas y vas a una tocada tienes que desembolsar una lanita ya sea en gasolina, comida, o cosas por el estilo. Pero al final sigue siendo una inversión para tu proyecto. Lo que está de la chingada es que otras personas abusen de tu música/talento y encima se quieran “inflar “la cartera con ello.

Por más necesitado que estés de querer exponer tu proyecto, no tienes por qué rebajarte a esos niveles y permitir que sujetos que, para empezar, ni le importa un pepino tu banda, abusen de tu banda. Muchas veces hasta son altaneros, y si no cumples con la venta de boletos te tachan de perdedor, y de lo poco que tu banda puede progresar si no puedes vender ni veinte boletos. Quién más perdedor que alguien que se quiere aprovechar del talento de otros.

Lo sabemos, tú música te ha costado horas y horas de práctica, dinero, esfuerzo y creatividad. Nadie puede llegar a prostituirse por la pura necesidad de darse a conocer. Existen muchas maneras de salir a tocar: júntate con otras bandas y busquen un foro para hacer su toquín y de ahí recaudar fondos para invertir en merch o yo-qué-sé. Hay colectivos que también van empezando y organizan tocadas para bandas pequeñas, quizá tengas que llevar un ampli, pero no te obligan a llevar gente ni a que vendas boleto alguno.

Si conoces a “organizadores” o personas que se dediquen a hacer este tipo de eventos no dudes en reportarlos, las bandas nuevas te lo agradecerán y si fuiste víctima, tú hace unos años también te lo agradecerías.

Respeta tu música. 

Acá el texto original.