Música trascendental, 10 años de Fontana Bella

Por: Berenize Rosales

En la época del MySpace Chiosan (sintetizadores, teclados y samplers), Oiram (Guitarra), Xnayer (Batería), Rata (Bajo) y Chato (Guitarra) lanzaron Fontana Bella, el disco conceptual más importante del rock instrumental mexicano.

Fontana Bella esconde un secreto que pocos han logrado descifrar. Es un diario de 60 páginas que acompaña a un disco de 9 canciones. El booklet narra la historia de Mario Lupo Gonzáles Fábila, un anciano que está solo y no le encuentra mucho sentido a la vida, hasta que empieza a fijarse en los pequeños detalles del día a  día. Pero el disco esconde una historia alterna que sólo puedes descubrir al unir las seguir las  pistas.

El tercer álbum de Austin Tv, que fue compuesto en el condominio Fontana Bella de la Colonia Avándaro en Valle de Bravo, salió a la venta el 5 de mayo del 2007 bajo la producción de Emmanuel del Real y el sello Terrícolas imbéciles.

“Trabajábamos con una banda instrumental y al no tener letras nos permitía ir hacia muchos lugares. Desde el principio estábamos usando samplers de películas y en este disco decidimos que estaría más chido tener samplers creados por nosotros mismos, pero para que tuvieran sentido había que hacerles una  historia. Entonces  entre todos fuimos creando este personaje llamado Mario Lupo, que además fue algo real. Estábamos en Valle de Bravo componiendo este disco y empezaron a suceder cosas sobrenaturales que nos hicieron empezar a creer que había alguien más en la casa. Así fue como empezamos a hilar la  historia”, cuenta Mario Sánchez a.k.a Chavo.

Comenzaron a grabar el disco en un pequeño estudio que tenían en Villa Coapa, pero necesitaban un preamp para mejorar el sonido de la entrada de audio hacia las computadoras, por lo que tuvieron que mudarse al estudio de Café  Tacvba en Satélite. Meme poco a poco se fue integrando al equipo hasta convertirse en el productor del disco.

“La verdad es que todo fluyó. Decidimos volver a grabar otras canciones porque el disco iba ya como al 50%, habíamos grabado algunas para el siguiente disco, temas como “Marduk” no iban a salir, iban a ser en un disco posterior, pero ya que teníamos a Meme ahí dijimos «para qué guardamos estos  temas», mejor echamos toda la carne al asador. Estuvo increíble porque fue muy acertado y eso hizo que esto diera un giro interesante”, dice Chavo.

La mezcla del disco a cargo de Timo Hayer se realizó en Nueva York. “Estuvimos con Meme, en el mismo departamento. Era la época de navidad, estaba todo lleno de foquitos, estaba nevando. No sé, fueron esas cosas que de verdad dices: qué chido que el trabajo en equipo con tus amigos te pueda traer hasta acá”, recuerda.

¿Fue complicado crear la relación entre la música y la historia?

“Sí fue muy complicado, primero hicimos la música y después la historia. La historia fue muy complicada, no tanto porque tuviera que estar conectado con la música, sino porque nos metimos en muchos problemas. Nosotros lo que queríamos era que tu compraras el disco y pasaras horas escuchándolo y leyéndolo. Descubriendo todos los secretos que había porque había secretos hasta debajo de donde ponías el disco, si lo leías al revés, si leías ciertas palabras. La idea era que de verdad te divirtieras con  lo que habíamos hecho”.

El primer problema con el que se enfrentaron fue la relación de tiempo y espacio. En la investigación acerca de los eventos sobre naturales que realizaron encontraron que un fantasma sólo puede aparecer 20 años después de su muerte. “Nosotros compusimos el disco en el 2005, veinte años antes es 1985. Se nos hizo padre esa idea. Lo que era muy complicado ahí era hacer las relaciones de tiempo y espacio. Y bueno ponernos de acuerdo con lo sobrenatural, porque no hay algo que confirme cuáles son las cosas sobrenaturales”.

Tras la investigación se dedicaron a la compleja tarea de que la historia tuviera sentido, que los personajes no fueran muy obvios y de que hubiera muchos secretos.

“Nos tardamos muchísimo, pero eso estuvo súper padre porque siento que nos hizo unirnos no sólo un poco más como banda, sino dar un disco del que siento estamos todos orgullosos. Es decir no sólo Austin TV, Terrícolas Imbéciles también y siento que la escena independiente mexicana, porque somos una banda que viene desde la nada como todos y siempre fue nuestro mensaje. Usamos máscaras porque creemos que todos podrían estar aquí si lo quisieran, sólo hay que trabajar. Trabajar en equipo, trabajar fuerte y ese es nuestro resultado que para nosotros siempre va a significar un antes y un después”, afirma Mario.

Terrícolas imbéciles, sello bajo el que se comercializó el álbum ayudó a la banda a aterrizar las ideas. Sobre todo por el costo que implicaba la realización del disco. Pues Mario asegura que de no haber tenido la guía de la disquera hubieran creado un artículo de lujo. “Me hubiera gustado que la portada fuera de pasta dura. O sea nuestra idea  era que fuera un súper librazo, pero todo eso va encareciendo el producto y sí queríamos que la gente  lo pudiera comprar no que fuera difícil de adquirir. Fue económico en ese momento para el público. Creo que llegó a  costar $110, que para lo que es, realmente era un gran precio”.

DO IT YOURSELF

Austin TV venía de la escena punk en la que las bandas vendían sus playeras, pines y calcomanías por lo que para ellos fue natural adoptar el modelo de negocio y crear su propia merch. ”En la oficina que teníamos Chato –primer guitarrista de la banda– hacía serigrafía, Xnayer baterista hacía los diseños y yo tenía carro así que iba a comprar las cosas. Éramos un equipo porque era a lo que nos dedicábamos y estábamos 24 horas en eso”, revela.

No había show en el que antes y después  de su presentación estuvieran en el puesto. En donde pudieran vender, vendían. Ya fuera en el tianguis del Chopo, de mano en mano o en alguna de  sus presentaciones. Lo cual ayudó a crear un vínculo muy fuerte entre la agrupación y sus seguidores.

“Me acuerdo perfecto que en el primer Vive Latino al que nos invitaron a participar en el 2005, éramos  la  única banda que teníamos puesto de mercancía y obviamente vendimos todo. Ganamos un montón de dinero ese día. Seguramente había gente que compró la playera, no porque le gustara la banda, sino porque se había mojado y se tenía que cambiar. Estuvo bien chido que a partir de nosotros otras bandas lo empezaron a replicar porque generalmente vendían sus playeras solo un día y lo que ganaban se lo chupaban o se lo comían en una pizza o yo que sé, que es entendible. Pero bueno, si ya lo invertiste pues no te lo gastes en una chela, más bien guárdalo, vuélvelo a invertir y haz más. Triplícalo. Esa fue parte esencial de que esto funcionara y fue chido de repente ver a otras bandas que también estaban igual, siendo constantes. Hasta ahora que ya ves imperios de esto”, declara.

NUEVAS CANCIONES NO TAN NUEVAS

En verano lanzarán una serie de lados b del Fontana Bella, cuatro temas inéditos que se grabaron en la misma época y actualmente están en el proceso de mezcla y masterización.

“Seguramente sólo saldrán en streaming, pero ya veremos si hay dinero seguro haremos unos físicos, pero lo que queremos más bien es que lo escuchen”, explica.

“Afuera hay niebla”, es uno de los temas que no entró al disco, pero podremos escuchar este año. “Me da gusto que ahora vea la luz porque es  una de las primeras piezas que compusimos en 5/4. Es un quebrado rítmico distinto a lo que habíamos estado utilizando o que usan la mayoría de los  músicos que es 4/4 y para nosotros  era muy importante eso. Fue el  preámbulo de lo que hicimos después en Caballeros de Albedrio”, declara.

¡QUEREMOS QUE REGRESE AUSTIN TV!

¿Con el lanzamiento de los lados b existe la posibilidad de que la  banda regrese?

No es que nos falte una excusa. No queríamos ser una banda que hiciera las cosas a fuerza, sin sentimiento. Que ya no fuéramos amigos y siguiéramos haciendo esto por negocio. Siempre se planteó como una banda que tenía un fin y cuando sentimos que ese fin se acercaba decidimos que lo mejor era parar sin llegar a discutir o a pelearnos o algo así que de verdad cerrara la puerta. Como paramos en una posición de paz amor y armonía, la posibilidad de regresar siempre va a estar ahí afortunadamente. Yo creo que estamos esperando a que lo sintamos nosotros y en ese momento sucederá.  Ahora que se cumplen 10 años del Fontana  Bella era una gran oportunidad para volverlo a hacer, pero nos vimos a nosotros mismo y sentimos que no era  el momento.

Mario asegura que Austin siempre vivió la idea de no dejar para mañana lo que se  puede hacer hoy. Por lo que todo lo que quisieron, lo hicieron. Excepto ir a Japón. “Es como saber apostar si ya estas ganando retírate. No esperes a que pierdas todo.  Teníamos este disco increíble, Caballeros de Albedrio, que además nos puso la vara altísima.  Estaba muy difícil para nosotros superar eso. Esa emoción, ese sonido. Sí lo intentamos y cuando nos dimos cuenta que no podíamos fue como de “Bueno, para qué forzarlo. Si regresa un día que chido y si no, estuvo increíble. Vámonos con la frente en alto y no por la puerta chica”.

Austin Tv es una banda que logró romper paradigmas en una época en la que se tenía el estigma de que en México no se hacía música chida. Es por eso que sus fans aún esperan ansiosamente su regreso a los escenarios y el lanzamiento de nuevo material.

“Se siente padre saber que mucha gente está esperando el regreso. Ojala nos toque  que suceda y si no ojalá nos hayan visto. Sino, pues  ahí está youtube para que se lo imaginen. Nosotros hicimos música para que fuera trascendental. Yo siempre he dicho que si algún día tengo un hijo voy a sentir bien chido cuando lo corran de la escuela porque se estaba fumando un porro escuchando algo de Austin TV. ¿Me explico? Ojalá que en 20 años las nuevas generaciones nos lleguen a escuchar” asevera Chavo.