#NuevosRuidos: Paranormales, un debut entre luz y la oscuridad

Belona es el título del álbum debut de Paranormales, trío de Barcelona que hace pop ochentero. “La riqueza de sonidos y estilos que produjo la eclosión de los sintetizadores populares a comienzos de aquella década es algo que vimos totalmente digno para emularlo en una vertiente pop y así poder recrearnos en ello con cierto detalle, eso sí, sin perder la perspectiva de la actualidad”, nos cuenta la banda integrada por JC Delgado (bajo/sintetizadores/voz), Ana Ruiz (voz/teclados) y David Toro (guitarra).

“Lo más cercano a lo paranormal lo vivimos prácticamente cada vez que nos juntamos para ensayar o cuando nos presentamos ideas en común para crear nuevos temas”, aseguran. Y es que hacer pop nostálgico en un 2017 cuyas tendencias van en dirección opuesta no les parece que sea fácil, a pesar de lo amigable en su sonido.

“No existe una fórmula de éxito garantizado por mucho que se diga que siguiendo ciertos parámetros y estereotipos es fácil conseguirlo. Ni mucho menos, ya que se trata de condensar en pocos minutos una idea y hacerla más o menos apta para casi todos a nivel sonoro. Además, lo ideal es que guste a quienes la están componiendo, porque eso se nota en el resultado final, con lo que acabas proyectando el espíritu y el sentir de la banda. Por suerte, en nuestro caso, estamos bastante satisfechos de lo conseguido en este disco”.

El primer sencillo titulado “Permanecer” nos adelantaba la temática del álbum: superación y supervivencia. Las letras provienen de diversas fuentes de inspiración, aunque hay un fondo común de todas ellas. Algunas están envueltas en un entorno en el que puedes pensar que estás en un ambiente bélico de principios o mediados del siglo XX y otras tal vez se inspiran en lo cotidiano de nuestro día a día. Hemos buscado tener diferentes perspectivas y temáticas dentro del mismo trabajo para poder ir saltando de una emoción a otra”.

Con esta producción Paranormales busca romper moldes, alzando la voz y dejando claro que están preparados, preparados para la guerra. Quizá por eso el título de Belona, nombre de la Diosa de la Guerra en la mitología romana.

“Más que una guerra se trataría de estar preparados para todo lo que pueda pasar, tanto lo bueno como lo malo. El caso es estar alerta y poder defender el trabajo al que tanto esfuerzo, tiempo y sacrificio has dedicado. Y más que una guerra, puesto que no nos consideramos para nada belicistas, es una sana competición en la que has de dar lo mejor de ti mismo para hacer llegar tu mensaje musical a todos aquellos que tienen ganas de oír tu música o incluso a aquellos otros que ni se plantean escucharte, puesto que no te conocen ni tenían previsto hacerlo”.

Una buena estrategia para llegar a más gente fue que el lanzamiento de este material se dio através de Buen Día Records, sello independiente con base en Monterrey y Brooklyn. Afortunadamente, la distancias actuales gracias a las telecomunicaciones son cada día menos acusadas, con lo que es relativamente fácil presentar tus ideas a casi cualquier persona en casi cualquier parte del mundo.

Buen Día Records fue de las primeras disqueras que nos propusieron una oferta seria y realmente no nos importaba a ninguna de las dos partes la distancia física. Nosotros somos bastante románticos en ese aspecto y sabíamos que cuando alguien a pesar de estar a miles de kilómetros apuesta con ilusión por ti, tienes la certeza de que seguramente va a valer mucho la pena y acabas descartando las propuestas posteriores más cercanas, a pesar de los cantos de sirena una vez que saben que despiertas interés en otra parte del mundo”.

La escena española es competida, pero para este trío se trata de ir paso a paso. “El objetivo principal para nosotros durante 2018 es poder presentar el disco en directo en todos los escenarios posibles y al público más diverso. Queremos tratar de dar a conocer este trabajo al máximo y posteriormente trataremos de plantearnos otras metas”.

Te invitamos a que le des play a este álbum y te dejes conquistar por su elegancia y simpleza, casi monocromática como sus fotos de prensa.