Category Archives: #WMPGigs

#WMPGigs: Una noche junto a Kings of Leon

‘Walls’ es el nombre del séptimo material del cuarteto de Nashvillemismo que los trajo de vuelta a nuestro país como parte de su Walls World Tour. 

Con dos fechas en el Palacio de los Deportes, Kings of Leon ofreció un show lleno de éxitos, energía y mucha pasión.  Como banda telonera tuvimos la participación de los californianos Dawes. 

En punto de las 9:20pm, Caleb Followill acompañado de una guitarra comenzó las primeras estrofas de “Walls”, para unos cuantos versos después el resto de la banda se incorporó en el escenario.

Con una gran entrega a los fans mexicanos la familia Followill, demostró su talento musical en cada una de sus canciones.

Con siete discos bajo el brazo la noche estuvo llena de los éxitos más representativos de cada álbum, por ejemplo; “Taper Jean Girl” de Aha Shake Heartbreak, o “Molly’s Chambers” de Youth and Young Manhood en el 2003, obvio el clásico “Use Somebody” del álbum Only by the Night, entre otros. 

Otros tracks representativos de la agrupación que sonaron la noche del 3 de noviembre fueron “Notion”, “On Call”, “Radioactive” y “Sex on Fire”.

El concierto finalizó con “Waste a Moment” uno de los singles más famosos de su reciente material. Al final los integrantes lanzaron las plumillas  y baquetas a los fans, mientras su rostro reflejaba gran emotividad y gratitud.

Aquí les compartimos el setlist de su show. ¿Qué canciones consideran que hicieron falta?

  1.  Walls
  2. Find Me
  3. Taper Jean Girl
  4. The Bucket
  5. Eyes on You
  6. Molly’s Chambers
  7. Revelry
  8. Fans
  9. Use Somebody
  10. Milk
  11. Talihina Sky
  12. On Call
  13. Crawl
  14. Radioactive
  15. The Immortals
  16. Notion
  17. Around the World
  18. Mi Amigo
  19. Back Down South
  20. Pyro
  21.  Knocked Up
  22. Supersoaker
  23. Sex on Fire
  24. Waste a Moment
 Fotos: César Vicuña

#WMPGigs: Tiger Army, un set de ruidosos instrumentos

Fotos: Óscar Villanueva
Texto: Felipe Corrales

La entrada a El Plaza era fluida, el color negro predominaba entre la vestimenta de los asistentes. Tiger Army regresaba al recinto para ofrecer dos show en su breve estadía en la ciudad. Poco a poco, el público se fue adentrando al venue,  ya que todos querían obtener la mejor vista posible.

Entre destellos de luces, el venue lucía especial; adornado desde una manta con el logo de la banda, así como un público “disfrazado” y festejando la celebración de día de muertos.

Todo estaba listo, Frank Turner subió al escenario para acompañar a los estadounidenses. Repasando canciones de su discografía, el músicos tomó su guitarra dejando fluir toda su esencia a través de la intimidad. A lo largo del set, el músico logró captar la atención de la gente que no ubicaba a su música por su actitud y buena vibra.

Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía

Un breve pero sólido show de los mexicanos Casanova Club seguidos por Turner fueron la introducción hacia el plato fuerte de la noche. Inmediatamente al bajar del escenario, los gritos y la vibra cambió, pues la llegada del psychobilly de los angelinos regresaba para ofrecer un set de día de muertos.

Alrededor del foro, las voces del lugar comentaban sobre los próximos conciertos de la ciudad, así como del show ofrecido por la banda un año atrás. Las expectativas eran altas, las ganas de ver a los estadounidenses sobresalía, pues en su visita anterior, el concierto logró grandes expresiones musicales.

Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía

Puntuales y con mucha tranquilidad, saltaron al escenario. Rápidamente la conexión entre la audiencia y la banda se hizo presente, todo era felicidad. Temas como “Ghostfire”, “Afterworld”, “Pain”, y “Moonlite Dreams” causaban una actitud punk, un slam de emociones que destacaban de una fina guitarra acompañada de un brutal contrabajo.

Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía

Conforme avanzaba la noche, la conexión del show, se sentía de manera genuina, entre una mezcla de nuevas y viejas canciones los elogios, la contundencia y toda la estética fúnebre del día resaltaron la música.

El concierto, nos mostró lo importante que es tener una constante renovación musical. Pues a pesar de los cambios de sonidos que ha tenido la agrupación a través de los años, la esencia, naturalidad y comodidad fueron factores decisivos dentro del show, cada integrante hacía del espacio del lugar, una catedral para mostrar su música. En resumen el show volvió a ser contundente.

Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía

 

Con agradecimientos, una presentación al estilo punk; rápida y con ráfagas de emociones, el trío de psychobilly agradecen la estadía esperando lograr que las emociones de repitiera en su segunda fecha.

Para culminar el set, la voz en español de “Hechizo de Amor” junto a una melódica y pasiva interpretación de “Under Saturn’s Shadow” dieron el cierre final. Tiger Army lo hizo de nuevo; un show sólido lleno de grandes recuerdos, sonidos influyentes y una gran celebración de muertos.

#WMPGigs: Hipnosis trae a Black Rebel Motorcycle Club

La cantidad de conciertos y festivales en el catálogo de la CDMX ha incrementado tanto que, ahora resulta sorprendente darte cuenta que hay más de uno diario, ya no hablamos del viejo “jueviernes” en que empezaba la conciertiza.

Esos tiempos ya quedaron atrás, y ahora Indie Rocks y Major Tom se llevan las palmas al traer a Black Rebel Motorcycle Club a la primera edición de Hipnosis Festival. El concepto de este nuevo festival radica en la psicodelia y el garage rock, por lo que sería la primera apuesta en grande a estos géneros en México. Además, esto emociona aún más al coincidir con el lanzamiento del nuevo material de BRMC, titulado Wrong Creatures, escuchen aquí el último adelanto:

La cita es el próximo 9 de diciembre en El Deportivo Lomas Altas, ubicado en Av. Constituyentes No. 851. En el lineup también se encuentran nada más y nada menos que The Black Angels, The Coathangers, Ty Segall, Death Valley Girls, The Mud Howlers, Cascabel, Viv & The Sect, Virtual Haze y La Redada.

Los boletos ya están disponibles aquí hasta agotar existencias.  

#WMPGigs: Kings Of Leon con fechas en la CDMX

Los estadounidenses Kings of Leon visitarán tierras mexicanas este 3 y 4 de noviembre como promoción de su último disco Walls.

Este séptimo álbum fue producido en Henson Recording Studios por Markus Dravs, quien ha trabajado con Arcade Fire, Coldplay y Florence And The Machine, quien comenta que “Este álbum sacó a la banda de su zona de confort”.

Walls se lanzó en octubre de 2016 a través de RCA, donde destacan sencillos como “Waste a Moment”, “Walls”, “Around the Word”, entre otros.

¿Ya lo escucharon?

¡Aquí pueden comprar sus tickets! 

#WMPGigs: El Sab-Hop cambiará tu vida

El tapatío Pablo Castañeda a.k.a Sabino anda de spot en spot con la gira Yo quería hacer rock y llega a la CDMX (si no es que ya hasta se echó sus taquitos) para despedirse de los sencillos, ya que pronto revelará nuevo material. La cita es este viernes, 27 de octubre en El Imperial, y bueno, ¡ya es SOLD OUT!

Para los conocedores del hip-hop, saben que el rapero no tiene facha de serlo, pero se ha esmerado en permanecer vigente desde 2015 con varios compilados de música. Su estilo es irreverente, se sale de todo género y mezcla algunas atmósferas de jazz y reggae, entre otros, sumado esto a su lírica de extrema delicadeza.

Estamos seguros que el Sab-Hop, como el susodicho le llama a su genoma, les cambiará la vida. Denle play para que sepan por qué.

#WMPGigs: Su playlist rumbo al Soul Tech Festival

Soul Tech Festival reúne a fieles seguidores del techno y tech house cada año en distintas locaciones para poder disfrutar en un ambiente muy hedonista la música de los artistas más trascendentes en la escena dance underground. 

El festival que ha traído a la CDMX exponentes de la talla de Marco Carola, curo en esta edición un lineup lleno de nuevos DJ`s que con sus producciones figuran como los talentos más cotizados a nivel mundial.

Es así el caso de Solardo y Santé que han conquistado varios de los festivales y clubes del circuito underground internacional en los últimos años. 

El británico Nic Fanciulli uno de los DJ`s más queridos por el público mexicano que hace unos días lanzó su álbum “My Heart” regresa después de dos años como cabeza de cartel. 

En cada edición del festival, la productora XDC music ha procurado colocar al talento mexicano en sus festivales, por lo que también al inicio del festival se podrán escuchar sesiones como la de Freyre Crisanto y el residente del club “Blue Parrot” – Omar Labastida. 

Si eres un fiel fan de la música a 4 cuartos y cuentas con el ímpetu necesario para bailar por casi 24 horas, te recomendamos asistir a este festival.

Mientras anticipas tu entrada te dejamos una playlist con lo mejor de la música que escucharás este 4 y 5 de noviembre. 

¡Dale play!

Por: Ergar Chavez

#WMPGigs: Grandmaster Flash llenará de hip hop el Normandie

Desde Bronx llega  Grandmaster Flash para retumbar de beats y mezclas el Foro Normandie, como parte de la segunda edición del Festival Phono.

Desde 1970 el pionero del hip hop  y las tornamesas ha realizado mezclas de música urbana inspiradas en los barrios de Nueva York.

A su visita se suma el representante del freestyle inglés Natty Speaks, el rapero mexicano Serko Fu junto con el DJ de la vieja guardia Aztek 732.

¡Adquiere aquí tus tickets! 

#PhonoMusica #MásHipHop #GrandmasterFlashenMéxico

#WMPGigs: Slam como mantra de Las Ligas Menores

No todos los días es tu cumpleaños y no todos los días puedes celebrarlo trayendo por primera vez a México a una de tus bandas predilectas, sin embargo, existen casos como el de los gemelos Arturo y Jorge de los Ríos (a.k.a. Violencia River) que demuestran que todo es posible, siempre y cuando se tengan las ganas.

El show de Las Ligas Menores fue groso. Desde la apertura con Useless Youth, unos morritos que le meten todo lo que pueden a su acto en vivo, hasta la melancólica presentación de Dromedarios Mágicos mezclada con su carisma chihuahuense infalible, todo marchaba bastante bien para dar la bienvenida al cuarteto de Buenos Aires que, portan el slam como mantra, o al menos eso pudimos observar; tienen ese mood que te hace querer saltar y gritonear sus canciones, además de que te incitan a armar el slam.

Les compartimos algunas imágenes de la primer noche de Las Ligas Menores en el Foro Indie Rocks!

#WMPGigs: I’ts Time To Wake Up – La Femme en El Plaza

Explosivo y endiablado bailongo el que se armó anoche en El Plaza en compañía de La Femme, a quienes vimos en acción hace dos años en el Foro Indierocks! y obvio, no nos da pena decirles (ni que ellos se enteren) que ya les traíamos muchas ganas.

IT’S TIME TO WAKE UP, MÉXICO.

Segundo concierto logrado después del sismo del 19 de septiembre, y el Plaza lucía nostálgico, sí, pero también fuerte, al estar ahí era como si hubieran pasado años, pero todos los presentes tenían en la memoria un recuerdo de los franceses, de su show de hace dos años, y en esta ocasión, El Plaza ardería de sensualidad gracias al optimismo de La Femme, quienes tocaron su versión de “Cielito Lindo”, además de temas emblemáticos del Psycho Tropical Berlin y de su más reciente material Mystère.

Marlon Magnée no pudo evitar quitarse la camisa, ya desde el principio del show se le veía agitando el pandero con sensualidad y carisma, para después sorprendernos con un solo de teclado bien fino en compañía de Clémence Quélennec, quien hizo lo propio con el protagonismo, solemnidad y belleza que la caracteriza, pero en “Antitaxi”, tema con el que cerraron su presentación, todo se desbordó: sudor, ansias, baile, post punk y psicodelia.

Merci, La Femme; México está despierto.

Les compartimos algunas fotografías de Ex Lovers, banda de country psych de la CDMX que inauguró la noche de La Femme en El Plaza.

EX LOVERS

 

LA FEMME

 

 

#WMPGigs: Rabia Sorda en México

A diez años de su última visita, Rabia Sorda vuelve a México gracias a Constelaciones en la piel.
La cita con Erk Aircrag, vocalista de Hocico, es el próximo sábado 21 de octubre. La banda se presentará con la alineación completa de Rabia Sorda por primera vez en nuestro país en BajoCircuito.
Para complementar la noche, se añade Goth Brooks, banda de Phoenix Arizona que vendrán a presentar su industrial country, además del proyecto nacional Oxomaxoma, la cual se caracteriza por la exploración de instrumentos poco convencionales y objetos inventados por los propios músicos. ¿Te interesa ir?
Los boletos tienen un precio de $400 en preventa hasta agotar existencias y de $500 hasta el día del evento.

#WMPGigs: El compositor Elliot Moss llega al Foro Indie Rocks!

Elliot Moss es un compositor, productor, multinstrumentista y artista visual procedente de Nueva York que con tan solo 23 años de edad, 2 discos y 4 sencillos ha logrado llamar la atención de propios y extraños desde su debut en el 2014.

Ha sido telonero de bandas como: Digitalism, Cold War Kids y Nada Surf asimismo se ha presentado en festivales, venues y eventos de la talla de SXSW, CMJ y Music Hall of Williamsburg.

Comparado con James Blake, Jamie XX e incluso catalogado como el nuevo Thom Yorke por los medios, Elliot Moss llega por primera vez a México el próximo 13 de octubre al Foro Indie Rocks, lugar donde podrá presentar su más reciente material discográfico titulado Boomerang del cual se desprende su sencillo ‘99’ tema que se disfrutará en vivo junto con ‘Plastic II’, ‘Slip’ y más sencillos que ofrecerán una noche ecléctica llena de sonidos que van desde la electrónica al jazz.

Consigue tus tickets aquí 

Sol, baile y uno de los mejores festivales de 2017, Hellow

Hermoso cerro de la silla

quien estuviera en tu horqueta

una pata pa Monterrey

y la otra pa Cadereyta. 

La trascendencia que a partir de hoy tendrá el Hellow Fest entre los festivales de música a nivel nacional es merecedora de quitarse el sombrero. El pasado sábado 26 de agosto un chingo de raza que la sigue cotorreando, tanto de la ciudad de las Montañas como de otras latitudes (entre amigos, colegas y conocidos conté aproximadamente unas 100 personas que fueron de la CDMX a este festival, ahí nomás) se dieron cita en uno de los parques más bonitos del norte del país: El fundidora. Su historia se remonta a 1900 cuando en el mes de mayo fue fundada la compañía de Fierro y Acero de Monterrey, para después de 86 años y diversos cambios ser declarada en bancarrota. Ya para el 88 se decide hacer un parque-museo-tecnológico-centro de exhibiciones con fines recreativos, culturales, económicos y deportivos.

Por un momento te paras en medio de ese inmenso parque, volteas atrás en el tiempo y no dejas de pensar, viendo esos gigantes de acero, lo que en algún tiempo fue; obreros trabajando, sudando, poniendo su vida en riesgo en un horno de metal fundido, donde en la ciudad las temperaturas en verano rebasan los 40 grados. Si en algún momento nuestros papás nos dijeron que no sabemos lo que era ganarse el pan realmente, poniendo atención en esto, les doy la razón. Ahora en el parque sólo queda el recuerdo y la tirada es distinta, recreación, jóvenes sedientos de música, drogas y nuevas experiencias, el calor se mitiga con cerveza, lo más arriesgado es que te dé la pálida o un golpe de insolación, nadie puede morir en una caldera de acero hirviendo a 1510 grados, la fiesta es el eje principal y todos (los que pagamos) estamos invitados.

Nos avisan que hay un ligero retraso en el escenario principal y Neon Indian iniciará su set una hora después, así mismo la entrada para prensa se retrasa y esperamos afuera de la puerta cinco del parque a que decidan abrirnos. Buen momento para pasar a comprar algunas bebidas embriagantes y no resentir el putazo en la cartera ya estando adentro del fest. Ya con el alcohol corriendo por nuestras venas entramos al Fundidora que estaba tapizado por los artes del Grand Chamaco, la decoración ya te sugería diversión y baile. Nos enfrentamos al ahora recurrente doble escenario, que la verdad es que ha funcionado muy bien, pues ahorra tiempo, espacio y largas caminatas, sobre todo en medio de ese solazo. En punto de las 4:30 Neon Indian sale al escenario todos bien bonitos vestidos de blanco y Alan Palomo irradiando energía con pasos sugestivos y miradas retadoras. A pesar de la calors la vibra en el público era genuina, algunos sólo observando, otros charlando y unos más —me incluyo— bailando. Es increíble ver el regreso de Alan a la ciudad que lo vio crecer, me remonto a hace dos  años cuando sacó el Vega Intl. Night School, en ese entonces yo trabajaba de cerca con la gente de Arts&Crafts, sello que lanzó el disco en México. Se me hacía muy chido todo lo que giraba en torno al lanzamiento del álbum, todo un concepto que incluso incluía una hot line, al poco tiempo me di cuenta que era un proyecto de un mexicano y eso lo hizo muy especial. El verlo por primera vez fue una sensación increíble ya que fue más de lo que esperaba, un acto completo, todo tocado y cantado en vivo, una energía como pocos y un set bastante completo, desde las viejitas como “Mind, Drips” y “Deadbeat Summer”, pasando por sólo una del Era Extraña, la ya clásica, la única que se sabían todos, la que nos volvió locos a unos minutos de haber iniciado el festival: “Polish Girl·, una buena selección del Vega Intl. con “Dear Skorpio Magazine”, “Annie”, “The Glitzy Hive”, “Street Level”, “Slumlord” y “Slumlord’s Re-lease”, y dejando tiempo para dos covers: “Cool Cat” de Queen y “Pop Life” de Prince. Así nomá’ quedó.

Terminando este acto en el escenario de junto ya se preparaban los siempre emos The Horrors para ponernos a cantar, gritar y a bailar. La chela estaba bara en comparación con otros festivales, bueno 90 varos tampoco es que le hicieran justicia a una Budlight, pero era lo que había y te chingabas, las áreas verdes y sombritas eran bien aprovechadas para descansar un rato y echarse al pasto para sentir el fresco, eso sí, se aprovecharon de la necesidad de líquidos, en específico agua pues nos dejaban caer una botella de 600 ml en 60 pesos, sí, 10 pesos por cada 100 mililitros de agua, pinche Hellow. Pero regresando a los Horrors después de los horrores del agua, los londinenses para nada decepcionaron en su primera visita a La Sultana del Norte, se notaban todos bastante emocionados, jaja, emo-cionados, ¿cachai? Ok, mal chiste. En el escenario la vibra era única, sin embargo enfrentaron severos problemas con el audio, sobre todo en la última rola que la batería dejó de sonar. 🙁 Fuera de ahí su set estuvo compuesto por temas como “Hologram”, “Mirrors Image”, “Still Life”, “Endless Blue” y la incréible “I See You”.

Al terminar, nos negábamos a que Kinky fuera nuestra única opción, por lo que recorrimos el resto de los escenarios en busca de algo que nos despertara después del viaje que no pusimos con Faris y compañía. Lamentablemente el remedio no fue Jesse Baez, cuya fórmula de R&B sin mucho más que ofrecer ya nos está empezando a cansar (y más después de que lo hemos visto hasta en la sopa este año), por lo que la solución fue, efectivamente, regresar al escenario principal a ver a los oriundos de Monterrey.

Para nuestra sorpresa, a pesar de ser locales no se sentía que la gente estuviera ahí sólo por eso, sino que un deseo verídico de disfrutar la fiesta de Kinky al ritmo del atardecer se sentía en el aire. Presentando bastantes temas de Nada Vale Más Que Tú, su última producción de estudio, los grandes clásicos fueron los más coreados de su presentación. Bailar “¿A dónde van los muertos?” con unas cuantas chelas arriba en plena Sultana del Norte es algo que cualquiera tiene que hacer en algún momento, y Kinky no decepcionó en ese aspecto. Cumpliendo y recibiendo el cariño de su público, pero nada del otro mundo.

Quienes definitivamente sí dieron de qué hablar fueron Sophie Hawley y Tucker Halpern de, amm, sí, SOFI TUKKER, que llegaron con actitud de verdaderos headliners a despabilar a los pocos que aún no estaban bailando. Es raro ver a sólo dos personas en el escenario moviendo de tal manera a un abarrotado escenario. Más cuando esas dos personas sólo tienen una pequeña consola y una guitarra que no pasa de tocar dos acordes, pero la actitud de ambos termina ganándole a cualquier carencia técnica. Con sólo un EP bajo el brazo, fue impresionante ver el nivel de convocatoria que el dueto tiene y cómo no les bastó con el sold out en SALA un día antes, sino que también estaban decididos a conquistar Monterrey. Algo que, a mi parecer, lograron con creces. Sí, a fin de cuentas no pasa de ser la electrónica más sencilla que te puedas encontrar, pero cuando tienes ganas de disfrutar el atardecer y dejar de hacerte el intelectual por un momento, SOFI TUKKER fue el antídoto ideal para el mame festivalero.

Cayó la noche y con ella uno de los actos más esperados: Weezer, quienes también se presentarían por primera vez en Monterrey. La banda liderada por Rivers Cuomo sabe bien cómo llegar a un escenario y como ya es usual en su set “My Name Is Jonas” fue uno de los primeros temas en sonar. Como opinión personal Weezer se siente como esas bandas de estadio que nunca llegaron a serlo (no al menos en México) y siguieron su curso con la versión compacta del estadio, el festival, donde rodeados de fans, curiosos y muchos otros nada familiarizados con la banda, se dan cita para verlos dar cátedra de canciones pegajosas de un rock a veces dummie, a veces contestatario, con su español risible y  riffs de guitarra muy de una época en la que honestamente ya no vivimos. Para mí ver a Weezer fue sentirme muy cerca de esos conciertos de estadio, donde una sola banda reúne al doble o el triple de la gente que había esa tarde en el Hellow, y el 90% de ellos realmente iban a ver a la banda, pero Weezer no llegó ahí y se quedó con los festivales, lo hacen bien, pero quizá al punto que querían alcanzar llegaron un poco tarde.

Y el momento esperado llegó. El único responsable de generar el mayor éxodo chilango, y nacional, que en algún otro festival se hubiera visto. El pinche cabrón en persona. Con un silencio expectante, day one followers, newcomers, curiosos y hasta uno que otro que ni “King Kunta” había escuchado, se mordían las uñas por ver salir al mismísimo Kung Fu Kenny. El build up para su aparición se tornó aún más tenso con los visuales que anticipaban un camino que todos recorreríamos esa noche: el de Kendrick para volverse el único maestro. Humo, luces, un pants morado y camisa blanca. La mejor hora de sus vidas.

Cualquier cosa que se pudiera esperar sobre la primera presentación de Kendrick Lamar en México no alcanzaría a describir lo que explotó en el Fundidora. Con sólo su micrófono y un chingo de energía, Kdot demostró cómo las 76,000 personas que abarrotaron el parque no estaban equivocadas. Siempre pecamos de generalizar al intentar descifrar la emoción de las miles de personas de las que no tienes la más puta idea de cómo se la pasaron, pero sólo Kendrick puede hacer que no haya duda. La “corta” hora que veíamos antes de llegar terminó siendo el ejemplo primigenio de cómo darle en la madre a tu público y hacer que te pidan piedad para que pares. Los dos minutos que coreamos “Humble” a capela mientras el pinche cabrón recibía la ovación del público mexicano, el descanso necesario para comenzar a creer lo que estaba pasando. La sonrisa de Lamar al completar su misión en los visuales que acompañaron todo el tiempo y nos guiaron por peleas ninjas y sensuales contrincantes, la misma que todos teníamos en la cara al descubrir nuestro nuevo tesoro.

Un tesoro que lamentablemente no supimos encontrar en James Murphy y el mejor sonidero sobre la fas de la tierra. Es la segunda vez en menos de un año que veo a LCD Soundsystem y la segunda que termino sintiéndome mal conmigo mismo. No sé si sea México, no sé si sea que el legado de DFA Records tardó en llegar, no sé si haya más gente que piensa lo que la estúpida nota del Times que asevera que la banda se separó para ganar más dinero en su gira de reunión, pero otra vez le quedamos a deber a LCD. Y le quedamos a deber en su mejor momento. Con un James mucho más confiado en el escenario respecto a su set en el pasado Corona Capital, lo que trae LCD es algo cabrón. De época. Si fuéramos un poquito menos ojetes, cerrar la noche con “All My Friends” tendría que ser el momento festivalero que recordemos con nuestros antiguos camaradas en las reuniones de aquí a cuarenta años. Pero no fue así. El ambiente para ese momento ya se estaba apagando. Los destrozos del cuerpo y mente ya estaban haciendo efecto y no tuvimos los huevos para aguantar el ritmo. Aún así, en su inconsciente o donde sea, todos recordarán ver bajar la bola disco y bailar “Home” como si el tipo de al lado al que nunca van a volver a ver fuera su padre y el pedacito de Fundidora en el que estaban parados fuera su verdadera casa.

Así terminó, para nosotros que ya no aguantamos el atasque de DJ Snake, un Hellow más que pone la vara muy, muy alta para cualquiera que quiera apañarse el nombre del “mejor festival de México”. El Hellow no lo es, pero si pudiéramos armar nuestro once ideal y hacernos una chaqueta mental de cómo sería el evento que marque una nueva pauta para el entretenimiento en México, lo vivido aquí sin duda saldría en la conversación. Estamos seguros que esto no fue el tope y nos urge comprobarlo el próximo año. Sorpréndenos, Hellow.

Mira la galería completa en nuestro instagram: @THEWMP

Texto: Kevin Frippson / Uriel Delgado

Fotos: Gisela Terrazas / Yamileth Moncerrat

#WMPgigs: The Dears en el Foro Indie Rocks!

Natalia YanchakMurray Lightburn, mejor conocidos como The Dears regresan a México el próximo 26 de julio a las coordenadas del Foro Indie Rocks! como parte de la gira promocional de su nuevo material de estudio Timeless Infinity Vol.2, que fue publicado en tierra mexa por Arts & Crafts el 14 de julio. El precio de los tickets es de $300 en preventa y $400 el día del evento y puedes adquirirlos aquí.

Con un sonido que caracteriza a la ola indie de los noventa, The Dears ha consagrado su estilo pop orquestal con una visión noir y melancólica si nos introducimos a su mundo lírico.

Anteriormente se han presentado en la Ciudad de México,  en Lunario (2009), y dentro de una residencia en el Pasagüero en el año 2012, para la grabación de un álbum en vivo, junto con un documental. ¿Estuvieron ahí?

Con éxitos como “Lost in the Plot”,  “22: The Death of  All the Romance” y “Where The World Begins And Ends”, en WMP estamos seguros que la tercer visita de The Dears a México será un acierto más en la agenda tan apretada de conciertos del mes de julio.

Escuchen Timeless Infinity Vol.2 aquí:

 

#WMPGigs: Los Espíritus y su viaje bohemio en la CDMX

Fotos: Yamileth Moncerrat

La gira del álbum Agua Ardiente trajo a Los Espíritus a la Ciudad de México el pasado viernes, 7 de julio al Pasagüero . En WMP no podíamos perdernos el show de una de las nuevas agrupaciones argentinas que están abriéndose camino en la industria con pasos agigantados y un sonido único, comparado con las clásicas bandas de Buenos Aires. Aquí les contamos cómo se puso.

Con un clima que promueve la hibernación, hacía falta calorcito y diversión para inaugurar el fin de semana. Llegamos al Pasagüero y estaba abarrotado, y cómo no estarlo si los buenazos de Apolo ya estaban haciendo lo suyo como acto abridor de la noche.

Albar Alcantar proyectó una energía poderosa, tanto que lo vimos treparse a la estructura metálica que rodeaba el escenario, sin embargo el público se encontraba como en trance y, aunque deseamos que se armara el mosh pit, no se logró.

En punto de la medianoche se encendía una fogata a manera de visual en la pantalla que proyectaba detrás de la batería de Pipe Correa. Como un acto místico, uno a uno salieron al escenario los espíritus de Maxi Prietto, Santi Moraes, Miguel Mactas, Martin Ferbat y Fer Barrey.

El show inició con “Huracanes”, canción que abre el álbum Agua Ardiente, el tercero en la lista discográfica de la agrupación de blues rock. Los músicos argentinos demostraron que son grosos en cada uno de sus instrumentos. Claro, son una banda exigente con estudios en música y solfeo y exigieron calidad del audio a falta de monitores que les permitieran escucharse a sí mismos, pero eso no les impidió tocar de manera brutal por dos horas continuas.

El show cerró con “Noches de Verano”, pieza con la que se dieron a conocer en 2014 en la radio mexicana, misma que les patrocinó una fuerte pila de seguidores; todos coreaban las canciones.

El espacio reducido entre el público generó que el bailongo bohemio fuera irresistible, había una magia endemoniada con cada acorde al aire, cada canción de Agua Ardiente y algunas de Gratitud y Los Espíritus.

Hubo un momento incómodo pero igual gracioso, cuando tocaron “Lo echaron del bar” y unos tipos se empezaron a echar pleito, con copas encima, se hizo un relajo, pero al final el show no paró y no echaron a nadie del bar.

La gira Agua Ardiente termina en el Foro Independencia en Guadalajara, pero esperamos que vuelvan pronto a un venue más ad hoc y sea un viaje bohemio igual o más increíble que el de anoche.

El Mató A Un Polícia Motorizado lo hizo perfecto en la CDMX

La Síntesis O’konor es el nombre del séptimo disco de estudio de los argentinos El Mató A Un Policía Motorizado, mismo que los llevó de gira por España y ahora los trae a diferentes Ciudades de México como parte de las actividades de Circuito Indio en su tercer ciclo. 

La última vez que vinieron a nuestro país fue en el Vive Latino 2015 y por eso los fans se hicieron presentes desde muy temprano en el Foro Indie Rocks! logrando un sold out. Aunque la acústica del lugar no siempre favorece a los talentos, ellos se escuchaban muy bien, la voz de Santiago Barrionuevo es única y junto a los músicos ofrecen un gran show en vivo.

Fue una noche melosa y llena de sentimientos, pues las letras del nuevo disco nos hablan de amor y corazones rotos, y si a esto le sumamos el sonido de una guitarra, una batería, un teclado y un bajo hacen que el momento sea especial y conmovedor.

El show duró dos horas en las cuales a parte de presentar las canciones del mencionado álbumtambién tocaron éxitos de sus discos anteriores como: “Mujeres bellas y fuertes”, “Más o menos bien”, “Chica Rutera”, por mencionar algunos.

El ambiente fue muy tranquilo y agradable, el público cantó, aplaudió y se fue muy a gusto, pues la banda hizo lo suyo en el escenario; tocaron muy bien y el setlist agradó bastante a los asistentes.

Cabe mencionar que aún faltan otros ciclos de Circuito Indio, ahorita van en el tres, pero se esperan más para finales de año.

Fotos: Gisela Terrazas 

#WMPgigs: nos lanzamos a los dos conciertos que MONO y Deafheaven dieron en México

Texto: Kevin Fripp
Fotos: Arnim Aponte (GDL), Daniel Patlán (CDMX)

Como les comentaba hace unos meses, previo al show de Sigur Rós (que estuvo brutal) y el Forever Alone Fest (el cual no tuve la suerte de disfrutar), la comunidad de post-rock y math-rock en México ha tomado suficiente fuerza como para que las grandes productoras (Ocesa) volteen a ver por qué la gente está hablando de estas bandas.

Fue así como este fin de semana logramos tener un combo de ensueño tanto en Guadalajara como en la CDMX, nada más y nada menos que MONO (uno de los más grandes referentes del post-rock de Japón) junto a Deafheaven (pilar y bandera del post-metal en recientes años) se presentaron en ambas ciudades el pasado viernes y sábado. Dos bandas relativamente distintas que en esencia cargan con la misma bandera: géneros raros y clavados para un selecto porcentaje de la población.

El primer show se dio en la ciudad de las tortas ahogadas, dato curioso que mientras estaban en una rueda de prensa por aquellos lares, Shiv Mehra (guitarrista de Deafheaven) dijo que las “araras” le encantaron, acto seguido alguien gritó “¡Tortas ahogadas!” lo cual causó una carcajada colectiva. Ya entrados en varios placeres que ofrece esta ciudad, nos informaron que Deafheaven cerraría en ambos shows, algo que para algunos causó descontento pero que al final, ya cuando veías el formato del concierto —ambas bandas tenían el mismo tiempo de set—, hacía mucho sentido; ir de menor a mayor.

Arnim Aponte
Arnim Aponte
Arnim Aponte
Arnim Aponte
Arnim Aponte

Después de varios intentos fallidos de ver a los japoneses en sus visitas previas al país, estaba listo para al fin dejarme llevar en el mar de emociones que logran transmitir con su música. Abrieron con “Ashes In The Snow”, lo cual nos dejó sin aliento y a varios nos sacó una pequeña lagrimita. Ver a ese cuarteto dejarlo todo en el escenario es de las cosas más sublimes que me ha tocado presenciar, no sólo por la calidad de su ejecución, sino por la entrega hacia sus instrumentos, que son como dioses que cargan consigo para adorarlos durante todo su set.

Es difícil no quedarse con ganas de más cuando ves a una banda con tanta trayectoria y con tantos álbumes, cuando sabes que sus rolas son bastante largas. Su set estuvo compuesto por seis increíbles tracks cargados de muchas emociones encontradas. No faltaron los que comenzaban a platicar a media rola, pero tampoco faltaba el que con un “shhh” los callaba. Ver que el público comienza a entender de qué se tratan estos conciertos —ser atentos, sentir y dejarse llevar, en momentos cerrar los ojos o dejar que las lágrimas fluyan— es una grata satisfacción.

Arnim Aponte

Taka y compañía dejan el escenario muy agradecidos, el público grita “¡otra!” desesperada, pero sin éxito. Nos dimos cuenta que hubo quienes sólo iban a ver a MONO, ya que un pequeña parte del público dejó el recinto en cuanto ellos dejaron de tocar, pero eso para nada hizo un cambio significativo para recibir a Deafheaven. Clarke y compañía se apoderaron del escenario en el primer instante. George llega dando saltos, mirando fijamente al público, haciendo ademanes como diciendo “denme su energía”, la gente grita eufórica.

“Brought to the Water” da inicio a una oleada de “headbangings” con la greña de Clarke a la cabeza, lo que me hacía preguntarme si no se habrá desnucado de darle tantas vueltas a su güera cabellera. Todos quedamos perplejos, la energía que transmiten sobre todo el bajero, el baterista y George es parte fundamental de lo que ha hecho a esta banda llegar a donde está. Le siguieron con “Baby Blue” (no os confundais con el mequetrefe de Bunbury), uno de sus tracks nuevos —de su producción del año pasado, New Bermuda—, de hecho en entrevista Clarke mencionó que es la que actualmente más disfruta cantar. Seguimos en la línea de ¿por qué tienen rolas tan largas y no tocan más de horas? Su set incluyó incluso un cover a Mogwai (“Cody”) que les sale bastante bien. Éste junto a “Language Games” fue punto de quiebre para muchos, donde los gritos no dejaban de cesar y los primeros indicios de un mosh pit se podían apreciar.

Daniel Patlán
Daniel Patlán
Daniel Patlán

Clarke lo tiene todo: elegancia, presencia, energía, locura, estridencia y un toque de maldad, incitaba a todos a corear sus canciones, agradecía por acompañarlos esa noche, sobre todo a MONO, quienes veían desde un costado su presentación. Subía y bajaba del escenario a placer, a momentos nos recuerda al buen Cedric de The Mars Volta, la gente enloquece por tocar su mano o su greña, llega el momento de “Dream House” y el slam está presente justo frente al escenario, las condiciones del venue no eran las óptimas para que la ventilación soportara esa cantidad de gente, por lo que el fervor y sobre todo el sudor se hicieron presentes tanto en el público como en el stage. Se despiden, la gente no para de gritar “¡otra!” pero esta vez con más suerte, regresan, toman sus instrumentos,  George agradece la entrega del público y dice “Please join us if you know the lyrics”, para dar inicio a un brutal cierre con “Sunbather”. Se la pensó un poco, pero al final decidió lanzarse y hacer un brutal crowd surfing, cerrando el show con un climax digno de Deafheaven.

Daniel Patlán
Daniel Patlán

Recapitulando, ya que ambos shows fueron en set-list casi los mismos, voy a tratar de hacer énfasis en las diferencias de cada show. Por un lado el Foro Independencia con un aforo máximo de 600 personas estaba casi a su tope, por su parte el Plaza que aloja a poco más de mil, se veía a la mitad de su capacidad. La entrega del público en ambos shows fue muy similar, sin embargo se sentía mucho más íntimo en Guadalajara, donde la barrera entre público-banda era mínima. En resumen ambos shows marcan un parteaguas de ambas escenas en ambas ciudades, donde podemos apreciar a un público con sed de descubrir y conocer qué es lo que el género tiene que ofrecer en nuestro país.

Sólo espero que la racha de conciertos de este tipo siga creciendo y más bandas que no hemos tenido la oportunidad de ver, al fin tengan una oportunidad de tocar en nuestro país.

#WMPGigs: La Banda Bastön hará sonar Luces fantasma

Originarios de Baja California Sur, La Banda Bastön se ha convertido en uno de los talentos más representativos del hip-hop mexicano. El dúo compuesto por Dr. Zupreeme y Muelas de Gallo llega a la CDMX para presentar su segundo material largo Luces fantasma.
La cita es el próximo viernes 21 de julio en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris y contará con artistas invitados nacionales e internacionales.
Dicho disco cuenta con la participación de MLKMN, McKlopedia, Álvaro Díaz, Kap G, Yoga Fire, Aleman, Mariel Mariel, Denise Gutiérrez, Danger y muchos más.
¡Denle play!

Los precios sin recargo son de:
  • 1er Piso Plus: $1000
  • 1er Piso Lateral: $520
  • Luneta: $500
  • Anfiteatro: $420
  • Galería: $350

¡Adquiérelos aquí!

#WMPGigs: El Mató a un Polícia Motorizado regresa a México

La banda Argentina de indie rock El Mató a un Policía Motorizado, regresa a nuestro país como marco del Ciclo 3 de Circuito Indio y se estarán presentando en 12 ciudades del 6 al 29 de julio.

  • Miércoles 5 Pachuca – Dunkelheit
  • Jueves 6 CDMX – Foro Indierocks
  • Viernes 7 Texcoco – Doppler
  • Jueves 13 Morelia – Cactux
  • Viernes 14 Toluca – Landó
  • Sábado 15 Guadalajara – Foro Independencia
  • Jueves 20 San Luis Potosí – Bunker
  • Viernes 21 León – Roswell
  • Sábado 22 Querétaro – La Glotonería
  • Jueves 27 Puebla – Beat 803
  • Viernes 28 Oaxaca – Txalaparta
  • Sábado 29 Cuernavaca – The Pit

La agrupación viene a promocionar La Síntesis O´Konor, su más reciente material de larga duración, el cual fue grabado en el estudio Sonic Ranch, en Texas. Resaltan los sencillos “El tesoro” y “La noche eterna”.

¡Escúchenlo aquí!

Su presentación en la CDMX será el próximo jueves 06 de julio en el Foro Indie Rocks!

¡No se lo pueden perder!

Festival Bravo: expande tus horizontes

Si has puesto atención, seguramente habrás notado que México se ha ido convirtiendo en un país con una inmensa oferta de festivales. Cada año que transcurre hay más opciones, más propuestas, al grado en que uno podría llegar a pensar que no existe público suficiente para asistir a todos los eventos. Un público conformado por diferentes generaciones hace posible una evolución cultural y así es como surge Bravo Festival en donde niños, jóvenes y adultos por igual, conviven de manera sana en medio de la naturaleza; rodeados por la madre tierra y el padre sol.

Luego de un viaje en autobús que nos tomó aproximadamente tres horas, dejamos la caótica CDMX para llegar a Valle de Bravo, Estado de México. El astro rey se encuentra en su máximo apogeo, el aire vibra por el calor y un aroma a pino despierta nuestro sentido del olfato. Por fin hemos llegado.

Nos desplazamos por un sendero y comenzamos a subir, pues el escenario principal (especial) se encuentra en lo alto de una pequeña colina. A nuestro paso observamos unas hamacas y árboles cuyos troncos han sido intervenidos con estambres de colores. A lo lejos se escuchan las melodías de un joven llamado Andrés Jaime, mejor conocido como Wet Baes. 

Continuamos con nuestra exploración y terminamos en un pequeño espacio dedicado a las artes escénicas. El segundo escenario (bosque) no estará abierto hasta las 8 PM así que nos quedamos en el principal y aprovechamos para lanzarnos de la tirolesa con algunos tragos encima, pues el calor está a lo que da.

La colombiana Ela Minus logra contagiarnos de good vives gracias a su música ensoñadora además de robarse las miradas de unos cuantos. Los chicos de Little Jesus muestran una vez más la facilidad que tienen para prender a la gente, incluso con un cover al tema “What’s My Age Again” de Blink-182.

Justo cuando la noche empieza a caer llega Teen Flirt al escenario bosque para atraparnos con su sonido hipnotizante. El camino está iluminado con luces blancas de esas que utilizas en Navidad, mientras que el escenario tiene forma de triángulo y hay unas cuantas sillas suspendidas de los árboles. La mística que se siente es profunda.

Por su parte, Sohn pone a todos a bailar con sus beats efervescentes. A pesar del frío, Jawar Ma armó la fiesta en pleno Valle de Bravo y calentó los ánimos para el siguiente acto: SBTRKT, productor inglés que utiliza una máscara de tribu africana cada que entra en este personaje.

Un tapiz de estrellas en un fondo negro cubre a los asistentes de Bravo. Es hora de marcharse. Algunos continúan bailando y otros más se resguardan en la zona de camping a que los rayos del sol corten las nubes de un nuevo día. Cabe señalar que para ser la primera edición cumplió, pero como toda primera vez hay que mejorar algunos aspectos para consolidarse dentro de los festivales favoritos del público.

Texto: Álvaro Peña
Fotos: Yamileth Moncerrat

#WMPGigs: Artney Festival, tercera edición

Cada vez se incrementa la oferta de eventos y festivales de música en México, pero sobretodo, radica la importancia de la descentralización del entretenimiento masivo de la Ciudad de México hacia otras latitudes, Artney Festival es un claro ejemplo.

Creada en las coordinadas de Colima hace tres años, esta nueva plataforma independiente ha impulsado una variedad de artistas de actual reconocimiento internacional como Porter, Centavrvs, Caloncho, Technicolor Fabrics, Lawall, Vanessa Zamora, Wet Baes, LNG/SHT, entre otros.

¿Qué hace especial a Artney Festival?

La respuesta es sencilla: el sabor artesanal de Cervecería de Colima o conocida en el mercado como “Colimita”. La sede de las ediciones anteriores y la tercera de este año será en sus instalaciones, la ubicación es en las faldas del Volcán de Fuego, en la localidad de El Trapiche.

Para la tercera edición #AF17 que se selebrará el 3 de junio, se espera una experiencia única en nuestros paladares, acompañada de música alternativa a cargo de 8 proyectos que nos incitan a bailar y gozar de un espacio independiente, alejado de las masas y las grandes ciudades.

¿Qué nos trae el lineup este año?

Ampersan tiene dos álbumes de estudio Flor de biznaga (2011) y Autorreverse (2014) y un DVD/CD en vivo; se han presentado con gran aceptación a lo largo de México, Portugal, España, Alemania, Uruguay, Argentina, Guatemala y Estados Unidos de América. Su sonido recorre lo tradicional y lo contempo.

Dolphant ha logrado penetrar de manera importante en la escena tapatía, su trabajo va más allá de lo musical, tienen un concepto independiente hecho con corazón. Parte fundamental de este desarrollo se muestra en la materialización de sus discos y eventos realizados por ellos, así como una magnífica unión entre artistas audiovisuales emergentes de Guadalajara.

Colores Santos es una banda de Guadalajara que incluye blues, rock, jazz y funk en su propuesta, mientras que su combinación lírica remite a grandes exponentes de música latinoamericana.

Buena tarde llegará al Artney con beats electro, trip hop y experimentaciones desde Guadalajara, Jalisco. Un proyecto con tinte literario, que te hará sentir cool al sonar sus sintetizadores.

Carlo Filio, también jalisciense, es músico y productor a su corta edad de 20 años. Su estilo oscila entre lo electro y downtempo/chill. Tiene 2 años trabajando en su propuesta, la cual ha tenido una fuerte aceptación en el público tapatío.

Carranza trae una ondita de pop alternativo, también de la Ciudad de Guadalajara. Él es un artista emergente de sonido suave. Sus letras y frescura serán algo de lo que no se pueden perder.

Sonido Satanás se unió al lineup recientemente, ellos pondrán las cumbias del inframundo en Artney Festival, ¿ya están listos?

Cabe destacar la importancia de esta edición que, en comparación con sus anteriores, la curaduría se centra en talento del Bajío, con un line up que resalta proyectos independientes de Guadalajara y Colima.

No se pueden perder este festival, que además la entrada es totalmente gratis si se registran aquí: www.artney.mx