Tag Archives: Animal Collective

#WMDead: álbumes inspirados por la muerte

@olalloyo

Pareciera que todos los álbumes que giran en torno a un tema suelen decantarse por aquellos que mejor nos hacen sentir, el amor, la amistad, el crecimiento personal, etcétera. Es un hecho que aquellos momentos que más nos marcan como personas son justo los que no necesariamente queremos recordar todo el tiempo.

Más allá de ser un tabú, hablar de la muerte es algo que suele evitarse como un simple método de defensa para dejar ir algo que aún nos duele y que seguirá doliendo. Sin embargo, cuando ese dolor es transformado en música, cosas muy interesantes pueden suceder, y el proceso de sanación estará un paso más cerca. Ya sea una muerte física o emocional, estos son algunos de los álbumes que han retratado ese sentimiento y lo han usado para generar obras maestras.

Yoshimi Battles the Pink Robots (2002) de The Flaming Lips

Tras la muerte de un amigo muy cercano de la banda, Wayne Coyne y compañía transformaron los sentimientos de melancolía y pesadumbre en una celebración a la vida, reflejada en el que hasta la fecha es uno de sus lanzamientos más icónicos. En Yoshimi, el personaje central de la historia lucha contra robots rosas, representaciones simbólicas de una enfermedad terminal, a través de una batalla en la que se van tocando temas como el amor, la mortalidad, la emoción artificial y la decepción. A pesar de que el mismo Coyne ha dicho que su intención no era hacer un álbum conceptual, queda claro que la muerte siempre está presente en este disco, hasta el destino final de su heroína, que termina sucumbiendo pero deja en su camino la dicha de luchar hasta el final por la vida.

Hospice de The Antlers

Para muchos (para mí), es el álbum conceptual sobre la muerte por excelencia. Narrando de principio a fin la historia del enfermero de un hospicio que se enamora de una paciente de cáncer terminal. A lo largo del disco, la relación se va desarrollando al tiempo que los miedos, traumas y la misma enfermedad lo va llevando hacia una espiral descendente, que termina en la muerte de ella y la consiguiente fractura emocional en él. Según Peter Silberman, el álbum representa el proceso de una relación amorosa destructiva y es, hasta cierto punto, autobiográfico, lo que lo vuelve aún más difícil de digerir si tienes el corazón roto recientemente.

I Am a Bird Now (2005) de Antony and the Johnsons

No todas las muertes tienen que ser físicas. Antony Hegarty llegó a Nueva York a finales de los ’90, justo cuando estaba pasando por un cambio que para muchos podría significar la muerte de una parte de sí mismo. A través de la analogía de una mujer que se convierte en pájaro, Hegarty cuenta el proceso de transgresión, transformación y vuelo de un hombre decidido a convertirse en mujer. Con desgarradoras interpretaciones que volvieron a Antony and the Johnsons un ícono del movimiento trans, este álbum conceptual narra a la perfección como la muerte de una parte de nosotros nos puede llevar a encontrar nuestro verdadero ser. Finalmente, Antony Hegarty terminó encontrándose en ANOHNI, y este disco queda como un legado de ese proceso.

Young Prayer de Panda Bear

El segundo álbum de Noah Lennox de Animal Collective, mejor conocido como Panda Bear, es una joya de sentimientos encontrados condensada en sólo 28 minutos. Sin títulos en las canciones y pensado como un tema único, Lennox lo escribió en su totalidad durante los últimos días de su padre como una especie de homenaje en vida a todo lo que este le había enseñado. Tras su muerte, el álbum fue grabado en la misma habitación donde su padre falleció, cargándolo de una vibra impresionante que se puede sentir en cada desgarradora nota.

Magic and Loss de Lou Reed

Tras la enfermedad y posterior muerte de dos de sus amigos más cercanos, el compositor Doc Pomus y una mujer no identificada que se cree sería Rita Rotten, el álbum en el que Lou Reed estaba trabajando tomó un giro total, convirtiéndose en uno de sus trabajos más personales. Desarrollándose en torno a la pérdida y la muerte, Reed expresa la  ira y frustración a la que te enfrentas al ver decaer lentamente a tus seres queridos y el horrible peso que tienes que cargar al no poder hacer nada para salvarlos.

#WMCapital: las aventuras (ilustradas) de una pareja musical en el Corona Capital

Cuando estaba decidiendo sobre qué hacer mi nota de este Corona Capital, y al no encontrar algo que lograra convencerme a mí de querer leer, me topé con una pareja bailando alocadamente en el set de Air. Dejé que disfrutaran el baile y cuando terminaron me les acerqué para pedirles que si el lunes les podría echar una llamada, para que me contaran sus experiencias en el festival. He aquí el resultado.

Ella: todo empezó cuando yo me di cuenta que no tenía varo suficiente para ir al festival. Me había hecho a la idea de que ya no iba a ir, pero el muy listillo de mi novio se guardó el secreto para un día ante. Antes de salir de la oficina me mandó un UBER quesque con una sorpresa: eran los boletos para los dos días en un sobre con una nota que decía “te la kreiste we xD”. ¬¬

Él: aunque tenemos algunos gustos muy similares, nomás no nos pusimos de acuerdo con los actos, así que la decisión fue: yo elijo los del domingo y ella los del sábado.

Ella: yo tuve que llegar el sábado tarde por un compromiso de la escuela, no me quería perder por nada a Courtney porque era la banda que más quería ver, además de que la morra es como de mis musas, jaja. Llegué corriendo al Escenario Corona, faltaban como 20 minutos para su acto y yo venía en chinga desde metro Ciudad Deportiva. Nos quedamos de ver a lado de la consola y ¡lo logré! Llegué y esta morra superó por mucho mis expectativas, no dejé de mover la cabeza ni un minuto, aunque en la noche el cuello fue así de: “ahhh, pero en Courtney”. Valió la pena.

Él: como ella el sábado decidió de Courtney pa’delante, aproveché para llegar temprano y ver a las bandas que a mí me gustaban, gg. Así que me fui a echar a los Parquet Courts, lástima que les tocara un horario prematuro, ojalá vuelvan pa’l próximo año ellos solos o a un festival que los ponga en un mejor horario. Igual medio me decepcioné con Wild Beasts, es una banda a la que le tengo bastante cariño por sus primeros tres discos, evidentemente esperaba escuchar alguito de eso, pero estuvo chafa que sólo se echaran dos rolas de esos discos, me sentí timado.

Después me topé una amiga que metió de manera muy ingeniosa una bolsita con alcohol y que servimos en las Corona Cero que nos regalaron a un lado del escenario. ¿Qué puede ser lo peor que le pueda pasar a una cerveza sin alcohol? Que sepa bien, ¡y sí! Los odié. Ya después encontré a mi morra y nos desgreñamos en Courtney, literal.

parquet-courts

wild-beasts

Ella: corrimos a ver a Unknown Mortal Orchestra, ambos los queríamos ver, pero igual no nos pudimos despegar de Courtney hasta que acabó. Llegamos y ya iban como a medio set, nos pusimos atrás de la consola y no se veía tan chido, pero igual coreamos nuestros tracks favoritos “FFunny FFriends” y “Multi-Love”. Yo tenía muchas ganas de ir al baño y él de comer, tonces hicimos unas paradas estratégicas en las filas de los baños y de ahí a conseguir algo de comer en los foodtrucks, como siempre porciones muy pequeñas a precios en extremos caros, ni pedo.

De ahí, en lo que caminábamos rumbo a Haim, pasamos por Band of Horses y nos detuvimos tantito, su presentación fue tan épica que nos quedamos a las últimas rolas, fue todo un deleite escuchar y cantar “The Funeral”, aunque sea de lejitos. Ya después quedé fascinada con Haim, pinches morras traen una actitud muy padre, era algo que realmente no me esperaba y lo hacen muy bien.

umo

courtney-barnett-3

haim

Él: siento que son como esas bandas ochenteras de pop, pero con un toque hipster que le va muy bien a nuestros contemporáneos, no sé, igual en los 2000 no hubieran pegado igual, siento.

Ella: esperamos a una amiga detrás de la consola (como se pueden dar cuenta fue nuestro punto de encuentro por excelencia), en el Escenario Light en lo que empezaban los Pet Shop Boys. Buena fiesta, pero una luz que nos encandilaba no nos dejó quedarnos más de medio set, lo cual fue bueno, pues tuvimos chance de movernos a Air en el escenario Doritos y vaya deleite que nos aventamos.

pet-shop-boys

Él: como hacía un buen de frío, ella se echó un cigarro y yo me cobijaba con lo que podía (no soy muy de fumar, pero igual me eché medio cigarro, ella se chingó mi otra mitad).

Aquí interrumpo porque fue en el momento que decidí entrevistarlos. Iba llegando a ver a la banda como parte de nuestra cobertura, mi fotógrafa ya estaba en el pit rifando #como100pre, y en eso me topo a un par muy singular jugando luchitas en la alfombra y en eso se pararon a hacer una loca coreografía nada ensayada en “Alpha Beta Gaga”, que me divirtió bastante por lo bien que se veía que la estaban pasando.

giphydance

Ella: estábamos en un dilema porque yo quería ver a The Killers sí o sí y él no tenía ni tantitas ganas de perderse a Animal Collective, por lo que acordamos que yo me iba a lo mío y él a lo suyo, nadie objetó y nos quedamos de ver pasaditas las 12 en la carpa donde tocarían el colectivo de animales.

animalco

Él: caminé ya medio cansado hacia el Levi’s Tent, llego y oh sorpresa, como menos de 100 personas en el escenario. Supongo los demás andaban en Killers, lo cual me decepcionó un poco, la Netflix, pero bueno, también mi morra andaba allá, así que pues qué le hacía. Conforme llegaba el momento de su show, el escenario se empezó a llenar, hasta que comenzaron las primeras notas y todos quedamos hipnotizados con su presentación.

animal2

Ella: ¡The Killers están bien rifados! Me trajeron muy buenos recuerdos de cuando estaba más chavita. También dijeron que “no importa quién sea nuestro presidente, todos somos americanos”. Su presentación fue muy emotiva, todo mundo se veía que los estaba esperando, creo que toda la gente le cayó ahí.

Así estos tórtolos terminaron su primer día de actividades en el Corona Capital, con una torta de tamal verde para aplastar el hambre en la odisea que se convierte el regreso a casa.

tortsfr

Él: resulta que a ella le encargaron rifar unas fotos en este día del festival. Nos pusimos de acuerdo para llegar temprano, pero el cansancio del día anterior nos exigió despertanos ya tarde. Fuimos a desayunar, a llenar nuestra mochila de víveres y a correr para alcanzar a ver a Bleached. Intentamos entrar los dos por la puerta 15, que es donde entra la gente de prensa, sin embargo no pude entrar yo porque, en efecto, sólo entra la gente de prensa y los que compraron sus boletos VIP o Plus; yo iba como simple mortal. Así que tuve que echarme una vuelta nivel Dios hasta el otro lado del Autódromo, mientras ella corría hacia el escenario donde estaban tocando estas morras.

Bleached

Ella: llegué corriendo a Bleached para poder entrar al pit, había todavía poca gente, pero las morras ya empezaban con toda la actitud. Lo padre es que ya no hacía tanto frío como el día anterior, incluso se sentía tantito calorsito porque el sol se dejaba ver a ratitos, aunque realmente nos duró muy poco el gusto porque para eso de las 5 ya estaba bajando el sol y con él la temperatura.

Él: después de la caminata eterna logré llegar a ver las últimas 3 rolas de las Bleached, una banda con mucha energía y, repito, en un horario que no les hizo justicia. De ahí nos fuimos a encontrar con una amiga de mi novia y en lo que caminábamos nos topamos con Soffi Tucker en el Levi’s, un dúo del cual ya nos habían hablado, pero que realmente no teníamos ni la menor idea de la fiestota que se arman en sus shows en vivo. Pa’empezar nos dimos cuenta que la gente que no estaba en Bleached, andaba bailando, gritando y alzando las manos con este singular dúo. Ya después regresamos al escenario Doritos para ver a Yuck.

Yuck
Yuck

Ella: tenía las expectativas muy altas en Yuck, era una banda que en reviews y recomendaciones me habían vendido muy bien, sin embargo sentía que les faltaba algo, no sé, los sentía muy planos. Igual a él sí le latieron y me pidió quedarnos a verlos un poquito más, pero a mí ya me urgía correr para ver a Wild Nothing.

Wild Nothing
Wild Nothing

Él: llegamos a Wild Nothing, con todo y con que se retrasó su show por unas fallas en el audio, desde la primera rola me engancharon, en ese momento me topé a unos amigos y los vimos juntos. Jamás había topado a la banda, creo que ni en disco, a momentos los confundía con los Wild Nothings, que son una bandota. Pero estos, con su ondita más relax en comparación con los otros, también tienen lo suyo,  aunque no nos quedamos todo el set, porque teníamos que correr a Peter Bjorn & John. Me quedé con un gran descubrimiento para meterle a mi iPod.

Peter Bjorn and John

Ella: Peter era uno de los actos que igual les traía muchas ganas, sobre todo hacerme a la idea de tomarles fotos me emocionaba bastante. Aunque su set en un principio estuvo más enfocado en su reciente álbum, igual los disfruté, pero él no tanto. Esta jornada estuvo mucho más movida, teníamos tantas cosas que ver y todo estaba muy pegado, por lo tanto correr o salir a medio set era la única opción.

Él: ya a la mitad del día y con un hambre que no me podía quitar ni con palanquetas, caímos a ver a Super Furry Animals, que en lo personal se me hizo una banda bastante divertida, eso aunado a que sus rolas tienen un toque como de folk y de psicodelia bien chido. De ahí caminamos de la mano (yo moría de frío) hacia la carpa de medios. Logré colarme con ella sin que se dieran cuenta que mi pulsera no era la que pedían ahí, nos calentamos un ratito, comimos unos jochos y con un amigo que nos encontramos ahí dentro fuimos a ver a lo lejos a Eagles Of Death Metal.

Super Furry Animals

Ella: no fui muy fan de los Eagles Of Death Metal, pero bueno, igual nos sirvió verlos de lejos para tomar un respiro en lo que nos preparábamos física y mentalmente para Warpaint. Nos movimos antes de que acabara su set y llegamos al escenario donde tocarían estas chicas que estaba medio vacío, pues seguro había una buena cantidad de gente bailando en Breakbot y otros esperando a ver a Grimes. Nosotros no nos arrepentimos para nada de ver a Warpaint, su acto en vivo es buenísimo y te dejan en el viaje por un buen ratito.

Él: ¡chulada!

Warpaint

Ella: una vez más correr en chinga para llegar al Escenario Corona, la primera vez que fuimos a ver algo en este segundo día. Me metí al pit para tomarle unas fotos a Suede, banda que al creer que no asistiría al festival me iba a conformar con ver un día antes en El Plaza.

Suede

Él: como que esperaba más de ellos, a como me los habían contado y con todo y que en su descripción dice shoegaze, me imaginaba, no sé, algo como más… “cochino”, ¿sacas? Igual los vimos un ratito, pero de verdad que ya me empezaba a pesar la vida, el cansancio de andar corriendo de un escenario para otro me estaba dejando sin aliento, quizá en eso radicó no poder disfrutarlos como se debía.

Ella: el plan era seguirla en Kraftwerk, pero teníamos que ir a buscar a una amiga que se quedó con mi mochila, nos quedamos de ver en Lana del Rey, que a ninguno de los dos nos prende ni tantito, jaja. Ahí estuvimos buscándola en la consola, ahora sin tanto éxito, por más que gritábamos su nombre nomás no apareció, y de lo cansados que estábamos decidimos volver al media tent por un refrigerio, ya que encima hacía mucho frío. A él ya no lo dejaron pasar porque le descubrieron que su pulsera no era la de ese día. Se quedó afuera, pero le saqué un cafecito de contrabando en lo que se cargaban nuestros celulares.

Mark Ronson VS Kevin Parker

Él: ahí a lado quedaba el Levi’s Tent, donde Mark y Kevin iban a hacer de las suyas. Como nos quedaba muy cerca ella decidió ir a tomarles fotos, para después correr a LCD Soundsystem. Me quedé con un muy mal sabor de boca después de ver este intento de DJ Set, pa’empezar Kevin es un vato que admiro mucho, pero verlo ahí parado, sin saber qué hacer, pidiendo ayuda al stage manager porque no sabía qué ocurría con la mixer, para que nomás llegara y le picara un botón y listo. Y bueno, Mark con su actitud exagerada tirándole a animador de quinceañera, la neta me dio bastante hueva.

Ella: pasamos a ladito de donde estaba tocando Kraftwerk, ya con los ánimos casi en el suelo, pero el verlos ahí con sus increíbles visuales nos alentó para correr y llegar al pit para fotografiar a LCD. Estuvimos un buen rato esperando a que salieran, casi media hora, que para mí fueron como dos horas en las que, literal, ya estaba cabeceando.

LCD Soundsystem

Él: desde el extremo derecho del escenario quedé anonadado con la cámara que estaba en picada tomando al escenario de la banda y se proyectaba en las pantallas laterales. Sólo me imaginaba ¿en qué punto de la carrera de esta banda su set de instrumentos se volvió algo tan complejo? Trataba de imaginar cómo fueron los primeros shows de LCD y suponía que no se acercaba ni tantito a este monstruo ¿o tal vez sí? Su presentación, impecable, con todo y las limitantes de Murphy, este concierto no pudo darle un mejor cierre al festival. Nosotros, ya después de que ella se rifó las fotos, bailamos un ratito, para después caminar una vez más con dirección a la salida, donde ya nos esperaba un UBER para llevarnos de regreso a casa. Estuvo muy cagado que justo antes de salir del mar de gente en LCD, en un punto coincidimos por menos de un minuto tres grupitos de amigos, súper raro, pues entre tantas personas no te imaginas coincidir con tantos amigos a la vez, sin haberlo planeado.

LCD Soundsystem

Animall Colective estrena colección de skateboards

Los increíbles artes de Animal Collective deberían estar en todo tipo de mercancía. Pero en lo que eso eventualmente sucede, por ahora tenemos una colaboración más (pues ya habían antes trabajado con la marca de tenis Deakin’s signature). Habitat Skateboards es la nueva colaboración de merch que la banda de Baltimore, que se ha distinguido por hacer colaboraciones de todo tipo, hasta con el aeropuerto de su ciudad.

La colaboración se basa en una línea de patinetas con tres diseños distintos de los artes de su más reciente álbum Painting With, aquí abajo el arte y acá en este link las pueden comprar.

BRD-0028_1024x1024

Animal Collective celebra el cumpleaños 75 de Bob Dylan con un remix

Hoy, 24 de mayo, Bob Dylan celebra 75 años de vida. Más allá de la inmensa alegría que provoca el ver a uno de los grandes ídolos de la música aún con vida y muy activo en la escena musical -tanto a nivel discográfico como en las presentaciones de su Never Ending Tour que parte desde los años 80-, resulta impresionante descubrir la huella que su trabajo ha dejado en tantos otros artistas. Tal es el caso de Animal Collective, quienes han hecho un remix al clásico “Don’t Think Twice (It’s All Right)” para celebrarlo. Continue reading Animal Collective celebra el cumpleaños 75 de Bob Dylan con un remix

Animal Collective se suma a las protestas en contra de la ley anti LGBTQ de Carolina del Norte

Animal Collective se suma a la lista de artistas que buscan donar fondos para apoyar campañas a favor de los derechos de la comunidad LGBTQ en Carolina del Norte. La polémica ley “Bathroom Bill” fue puesta sobre la mesa y coarta diversas libertades, además de promover abiertamente la discriminación. La banda tocó anoche (9 de mayo) en el Orange Peel de Asheville, Carolina del Norte, con lo que cumplió su palabra de no cancelar los shows que tenía programados. Continue reading Animal Collective se suma a las protestas en contra de la ley anti LGBTQ de Carolina del Norte

Escucha el nuevo B-Side de Animal Collective

¡Más noticias de Animal Collective! Apenas hace poco más de un mes fuimos recetados por Painting With, su nuevo y esperadísimo álbum de estudio. Seguramente aún tienes algunas rolas dentro de la cabeza -y en constante repeat en tu reproductor-, para aprovechar esa fiebre, la banda está decidida a no dejarte ir. Continue reading Escucha el nuevo B-Side de Animal Collective