Tag Archives: Colima

#WMPGigs: Artney Festival, tercera edición

Cada vez se incrementa la oferta de eventos y festivales de música en México, pero sobretodo, radica la importancia de la descentralización del entretenimiento masivo de la Ciudad de México hacia otras latitudes, Artney Festival es un claro ejemplo.

Creada en las coordinadas de Colima hace tres años, esta nueva plataforma independiente ha impulsado una variedad de artistas de actual reconocimiento internacional como Porter, Centavrvs, Caloncho, Technicolor Fabrics, Lawall, Vanessa Zamora, Wet Baes, LNG/SHT, entre otros.

¿Qué hace especial a Artney Festival?

La respuesta es sencilla: el sabor artesanal de Cervecería de Colima o conocida en el mercado como “Colimita”. La sede de las ediciones anteriores y la tercera de este año será en sus instalaciones, la ubicación es en las faldas del Volcán de Fuego, en la localidad de El Trapiche.

Para la tercera edición #AF17 que se selebrará el 3 de junio, se espera una experiencia única en nuestros paladares, acompañada de música alternativa a cargo de 8 proyectos que nos incitan a bailar y gozar de un espacio independiente, alejado de las masas y las grandes ciudades.

¿Qué nos trae el lineup este año?

Ampersan tiene dos álbumes de estudio Flor de biznaga (2011) y Autorreverse (2014) y un DVD/CD en vivo; se han presentado con gran aceptación a lo largo de México, Portugal, España, Alemania, Uruguay, Argentina, Guatemala y Estados Unidos de América. Su sonido recorre lo tradicional y lo contempo.

Dolphant ha logrado penetrar de manera importante en la escena tapatía, su trabajo va más allá de lo musical, tienen un concepto independiente hecho con corazón. Parte fundamental de este desarrollo se muestra en la materialización de sus discos y eventos realizados por ellos, así como una magnífica unión entre artistas audiovisuales emergentes de Guadalajara.

Colores Santos es una banda de Guadalajara que incluye blues, rock, jazz y funk en su propuesta, mientras que su combinación lírica remite a grandes exponentes de música latinoamericana.

Buena tarde llegará al Artney con beats electro, trip hop y experimentaciones desde Guadalajara, Jalisco. Un proyecto con tinte literario, que te hará sentir cool al sonar sus sintetizadores.

Carlo Filio, también jalisciense, es músico y productor a su corta edad de 20 años. Su estilo oscila entre lo electro y downtempo/chill. Tiene 2 años trabajando en su propuesta, la cual ha tenido una fuerte aceptación en el público tapatío.

Carranza trae una ondita de pop alternativo, también de la Ciudad de Guadalajara. Él es un artista emergente de sonido suave. Sus letras y frescura serán algo de lo que no se pueden perder.

Sonido Satanás se unió al lineup recientemente, ellos pondrán las cumbias del inframundo en Artney Festival, ¿ya están listos?

Cabe destacar la importancia de esta edición que, en comparación con sus anteriores, la curaduría se centra en talento del Bajío, con un line up que resalta proyectos independientes de Guadalajara y Colima.

No se pueden perder este festival, que además la entrada es totalmente gratis si se registran aquí: www.artney.mx

#NuevosRuidos: El adiós a la playa y el nuevo camino para LAWALL

Por Uriel Delgado (@olalloyo)

Fue hace ya dos años que las camisas hawaiianas y las guitarras melosas invadieron la escena musical mexicana. Entre el surf, el jangle pop y el repentino amor por Mac DeMarco, muchos proyectos con estas características comenzaron a surgir en nuestro país y parecía que así iba a seguir por un buen rato. Sin embargo, poco a poco se empezó a diluir ese entusiasmo y sólo unos cuantos grupos que en verdad se afianzaron en su proyecto pudieron salir adelante, y no sólo eso, sino verdaderamente comenzaron a hacer despegar su carrera. Entre ellos, están los chicos de LAWALL.

Y no podemos decir que sean los supervivientes de esa corriente, sino todo lo contrario. Fueron ellos los que le dieron vida a un movimiento que parecía no encontrar su camino más allá de una moda y comenzaron a crear una escena propia que los hiciera crecer no solamente a ellos, sino a su estado natal, Colima, y las ambiciones de muchos músicos jóvenes que creen que no se puede hacer música en nuestro país.

Ahora, dejando atrás el proceso de Playa de los 90 Vol. 1, su álbum debut, la banda formada por Tavo, Enzo, Alberto, Xavier y Oscar comienza a forjar su propio camino en busca de esa esencia que sólo el tiempo y los golpes de la vida te pueden dar. Nos sentamos a platicar con Enzo y Alberto sobre lo que ha sido su crecimiento hasta ahora y qué es lo que se viene para estos chicos de Colima, para los que muy pronto el estado más chico del país les quedará muy corto.

¿Qué es LAWALL y qué los hace diferentes a otros proyectos que existen en la actualidad?

Enzo Borja: Somos de Colima y hace tres años que estamos trabajando en este proyecto. Empezamos grabando una serie de demos que después salieron en nuestro álbum debut, La playa de los 90s, y todo empezó como un proyecto de amigos. De esta forma LAWALL fue como nuestro respiro para deshacernos de nuestros problemas, del ritmo de esta mini ciudad en la que tienes que estar estudiando, trabajando y haciendo mil cosas todo el tiempo. Entonces el entrar a un cuarto de ensayo era entrar a un mundo creativo donde el tiempo volaba y eso es lo que nos terminó uniendo. Y ese es el concepto de LAWALL, la pared que divide tu mundo creativo de tu mundo cotidiano.

Esto se tradujo a grabar el Vol. 1 de La playa con Aldo Muñoz, que fue el productor de Siddhartha, Caloncho, entre otros, y lo que hizo que comenzara a haber un poco más de ruido en torno a la banda, que los medios comenzaran a buscarnos, que pudiéramos poco a poco salir de gira y eso es lo que nos tiene aquí. Ahorita ya vamos cerrando ese proceso, que va a terminar con el video de “Años 90”, el último que nos faltaba, y empezaremos a promover el nuevo material que estamos preparando. Hasta ahora, eso es LAWALL.

¿En qué influyó el que sean de Colima con la perspectiva que tienen de las cosas? Más allá de reflejar la tranquilidad de la playa, con todo lo que han hecho pareciera que eso mismo los motivó a hacer más, tanto con LAWALL como otros proyectos que han llevado por allá, como el Artney Festival.

Alberto Herrera: Tiene congruencia que tengamos un disco que se llama La playa de los 90’s con el lugar en el que vivimos, porque realmente es un paraíso en el que nos podemos concentrar para componer. Y también es un punto de oportunidad ya que el que no haya mucho movimiento o una escena musical definida nos permite, en este caso a Enzo que es quien organiza el Artney Festival, llevar nuevos sonidos a Colima y también hacer amistad con otras agrupaciones para nosotros también poder movernos a otros lados. Bandas que difícilmente podrías encontrarte en Colima por casualidad. Por eso Enzo empezó a desarrollar este festival para poder llevar estas bandas para allá y empezar a crecer una escena que en realidad no existía. Entonces nunca lo vimos como algo negativo, sino como un punto de oportunidad para crecer.

¿Y ustedes han visto que sí ha continuado creciendo después de estos esfuerzos individuales?

Enzo: Definitivamente. Nosotros siempre nos hemos clasificado como una banda amiga, que tenemos conocidos en muchos lados y que procuramos seguir trabajando con la gente que nos apoyó en algún momento. Justo ahorita estamos trabajando con Diego Rangel, el bajista de Porter, para producir nuestro siguiente material, eso siempre es algo que hacemos. Nos volvemos amigos de la gente y después los invitamos a que le caigan a Colima y que ayuden a que crezca. Es el estado más pequeño del país, no sólo en tamaño sino en muchas cosas, entonces para nosotros ha sido un gran reto el hacer eventos, el venir a la Ciudad de México, pero todo nos ha ayudado a crecer. Lo notamos cada que venimos acá, porque cuando nos presentamos y vemos a la gente cantando, sabemos que todo el trabajo finalmente está germinando.

Alberto: Y también ese esfuerzo genera una energía que atrae a otras personas. Por ejemplo, nuestro próximo video, “Años 90”, lo estamos trabajando con un amigo de Colima que está haciendo algo muy parecido a LAWALL pero en la parte de cine independiente. Él hace cortometrajes, el último ha pegado mucho, se llama El ocaso de Juan, y entonces estamos haciendo una sinergia en la que personas de Colima o de otros estados se van sumando. Y creo que para eso es el arte, para compartirlo y poder trabajar en conjunto con otras personas.

Enzo: Y que de alguna forma al final el éxito del artista no es la venta de discos o cuanta gente te va a ver, sino el hecho de poder compartir tu trabajo con personas con las que estás orgulloso de trabajar. Para nosotros antes Porter era uff, inalcanzable, y ahora estamos trabajando directamente con ellos. Entonces creo que esas son justo las cosas que van surgiendo de esas sinergias que fuimos creando.

¿En algún momento les ha llegado a pesar ese papel de ser una especie de estandarte para este movimiento en Colima?

Enzo: Pesar no, porque ha sido muy padre el poder darle un alcance más grande a esto. El secretario de cultura nos ha estado apoyando mucho con viajes, transporte, y vemos que eso hace que mucha gente vea que sí se puede. Entonces más bien para nosotros ha sido una motivación porque llegan muchos chavitos y nos preguntan cosas y les ayudamos. O igual, en Colima nunca había conciertos, hasta la fecha es difícil, pero haciendo los nuestros creo que se han dado cuenta que sí se puede, pero hay que chambearle.

13325688_665351843620991_4669039053913833717_n

Estos pasos que ha tomado la carrera de LAWALL, ¿los han hecho querer dejar todo atrás e irse a otro lado a buscar su sueño o más bien quieren seguir haciendo crecer su lugar de origen?

Alberto: Yo creo que de alguna forma sí estamos persiguiendo ese sueño, de algún día poder movernos a otro lado con nuestra música, porque a fin de cuentas siempre vas a querer llegar a más gente. Por eso ahorita estamos trabajando mucho en la parte artística. Enzo ha funcionado mucho como un mentor de la banda y nos motiva mucho a crecer. Todo el tiempo nos está picando las costillas diciéndonos que hay que leer, hay que ser artistas, hay que conocer la escena en la que estamos pero no sólo la música, sino voltear a ver la pintura, la danza, el cine, y eso es un crecimiento personal. Al final, si nos vamos a estar moviendo en el arte creo que tenemos que conocer al menos lo básico de otras disciplinas porque eso al final va a generar que nuestra persona crezca.

Enzo: Y también hay que recordar que estamos en un mundo globalizado en el que el internet y los medios nos hacen pensar que estamos muy lejos de Coachella y no. Realmente yo creo que cualquier banda de cualquier estado, si sabe trabajar un poco, puede lograr cosas muy grandes. Y yo le tengo mucha fe a eso. Mucho tiempo estuvimos pensando en irnos a vivir a Guadalajara o a la CDMX para subirnos a ese ritmo de trabajo, pero al final creo que podemos estar muy tranquilos en la playa sólo sin dejar de tomar en cuenta qué es lo que queremos, que es mejorar nuestra música y nuestra obra. Seguimos trabajando en dominar mejor el escenario, en nuestros visuales, y en general en llevar a LAWALL a una etapa más profesional para comenzar con todo lo que será el Flores y Leones, que es nuestro nuevo disco, y que queremos que refleje todos estos cambios que hemos tenido.

Justo hablando de lo que viene para la banda, ¿por qué línea irá este nuevo disco? ¿Seguirán con el sonido que ya conocíamos o van a explorar nuevos caminos?

Enzo: Creo que este disco sí va a ser mucho más… No quiero decir oscuro, porque no es gótico (risas), pero sí tiene un sentimiento diferente a nuestro trabajo anterior. La banda vivió un suceso medio gacho, o muy importante aunque nos haya afectado, porque un ser querido falleció. Entonces para nosotros Flores y Leones fue un viaje que nos hizo sentir ese proceso de muerte. Al final la muerte te marca, te da una experiencia como persona, te enseña, y creemos que este disco es eso, una enseñanza a nosotros mismos, un disco muy introspectivo, pero a la vez muy ruidoso y lleno de energía. Es rockerote. No es indie pop ni un sonido playerón, sino que sí le metimos más sonidos oscuros, más experimentales. Sí tiene un rollo más grande y más teatral.

Alberto: También hubo esas ganas del grupo de querer comunicar algo más allá de lo que hicimos en La playa. Recuerdo una vez a Tavo, nuestro vocalista, que en un ensayo dijo que el ya no quería seguir cantando uoouoo (risas), porque él no podía decir nada con ello. Que él ya tenía más cosas en la cabeza que quería sacar más allá de un coro de dos letras. Entonces este disco también viene con un nivel de maduración en las letras y en la música. Porque la música de La playa estaba hecha a base de regla prácticamente.

Enzo: Sí, era muy básico. Muy bonito y rítmico, pero en ese sí quisimos dar algo más.

Alberto: Y fue inocente porque se dio en un momento en el que estábamos con nuestra bandita de rock y queríamos tocar y ser cool. Y salió un buen disco. Nunca creímos que fuéramos super musicazos, pero nos dimos cuenta que éramos buenos y podíamos seguir mejorando.

Enzo: Exacto, fue muy inocente la visión hace dos años. Pero ahora ya nos cambió mucho el panorama con todos estos sucesos que nos pasaron como banda, desde el entrar con una disquera, entrar a festivales de música, el hecho de ya nosotros mismos financiarnos, como todos estos procesos de músicos sí nos inspiraron a hacer un nuevo disco pero que este disco ya tenga todo lo que somos. Y creo que va a ser un gran, gran disco en el que vamos a apostarle toda nuestra energía y nuestro tiempo.

Sigan pendientes a todo lo que se viene para los chicos de LAWALL y no le pierdan la pista a Flores y Leones, que se estrenará el próximo año, en sus redes sociales: Facebook y Twitter.

#EnLaMira: Artney Festival, apostar por lo independiente fuera de la CDMX

¿Les hemos hablado de la centralización de la música en el país? Claro que sí. Este es un problema longevo y que hemos arrastrado desde hace muchos años. A pesar de que se abren espacios y grandes propuestas musicales que llegan desde ciudades como Guadajara y Monterrey —aunque en últimos años Guanajuato, Morelia y Tijuana también han hecho sus pininos— tanto la centralización de festivales masivos como de medios musicales se concentra en el centro (valga la redundancia) del país. Continue reading #EnLaMira: Artney Festival, apostar por lo independiente fuera de la CDMX