Tag Archives: Creativdad

De creatividad y batallas de GIF’s, una crónica sobre el CutOut Fest

Texto: Vania Castaños
Fotos: David Casarrubias

-Es un tema bobo, no sabría cómo explicar. Son cosas que allá, en Venezuela, suceden casi con naturalidad. Algo que ya está bien arraigado. Como el machismo, acá en México.

– Ah, sí, sí, ahora entiendo. ¿Y tu carrera de ilustrador? ¿Allá no iba a suceder?

-Sí, bueno… allá es imposible…

Estamos acostumbrados a los festivales de música; mucha diversión, cervezas de “litro” y cientos de personas mostrando sus mejores outfits. Hasta la misma RAE, en su primera definición especifica que festival es: “fiesta, especialmente musical”. Y todo eso está bien, no tengo 60 años, pero también existen eventos que mezclan algunos de esos elementos con animación y arte digital donde no precisamente sales de ahí con los oídos tapados, la cabeza saturada y/o una cruda mortal.

El CutOut Fest se trata de eso. Pasarla bien, pero también reencontrar tu creatividad, hacer explotar tu cabeza con nuevas ideas. Casi, casi como embriagarse, pero con pura inspiración.

Viernes 10 de noviembre

Hace un calor del demonio. Estoy en Querétaro, una de las ciudades más turísticas del país. La mayoría de sus calles podrían ser la parte más bonita del centro de la CDMX. Es hermoso pero hoy, me está rostizando.

Mi idea, originalmente, era llegar temprano al CutOut, pero el calor me lo impidió. Tuve que pasar por algo que refrescara mi ser y de ahí, un taxi hasta el venue principal del festival: el Museo de la Ciudad.

Llegué justo a tiempo; para formarme un rato y esperar a que empezara la batalla de GIF’s. El foro se llenó. Todos tomamos nuestra fría cerveza Victoria y unas banderitas para elegir al ganador y al perdedor. Debo confesar que aunque el concepto de este concurso siempre me emociona, había asistido a un par de combates así, pero nada muy divertido. Esta vez, fue distinto.

El presentador se lo llevó TO-DO. Qué agradable persona. Sí, hubo varios participantes que rifaron con sus GIF’s, un Guicho –participante– que se los llevó a todos por la calle, pero la buena onda y carisma del presentador nos hizo pasar un rato divertidísimo. Gracias, presentador.

Saliendo de este primer evento, caminé un par de mini-cuadras hasta llegar al Teatro de la Ciudad –que a su vez también es Cineteca–. ¡Qué lugar tan lindo! Espejos, palcos, candiles, terciopelos y azulejos por todos lados. En frente, hay una pantalla y justo están proyectando los cortos experimentales en competencia.

Ahora, frente a mí hay líneas rectas musicalizadas por sintetizadores oscuros, colores neutros. Así fue el primer cortometraje. Después, alcancé a ver otros 2; uno oriental donde cantaban canciones de que alguien que no se quería rasurar (what?) y otro muy lindo de conejos que nacen de plantas con una musicalización excepcional.

Estar en el Teatro de la Ciudad, con toda esa arquitectura de los 40 y ver en una pantalla técnicas experimentales era algo tan inusual que, neta, no se necesitaban drogas para disfrutar.

A las 20:00 horas comenzó una de las conferencias más esperadas. Graham Finley, que ha trabajado en películas como Brave, Monsters University y Coco –de Pixar, evidentemente–. Él nos contó un poco de su vida, sus estudios, nos mostró un par de bocetos y párale de contar. Muy lindas sus experiencias pero, sólo aumentó mis dudas sobre la ilustración digital.

Sábado 11 de noviembre

Qué buen lugar para hacer un festival de creatividad. Ayer me cayó de sorpresa la madrugada mientras caminaba en la Plaza de Armas. La iluminación y las cubas me obligaron a disfrutar lo delicioso que es estar alejada del caos chilango. Querétaro tiene paisajes arquitectónicos fantásticos.

A las 2 de la tarde comenzó una sesión de 9 preguntas random. Esta vez los invitados eran uno de los creativos en Odd Division y Martinus Klemet.

Odd Division es un laboratorio con base en Brooklyn y Barcelona que se dedica a storytelling, y muchas cosas de este tipo: diseño y tecnología, sobre todo. Su representante confesó que le inspiraba Yayoi Kusama, que golpearía en la cara a Donald Trump y que en su mochila nunca pueden faltar unos tapones para los oídos.

Por otro lado, Martinus Klemet, un diseñador que arma spots publicitarios, videoclips y cortos animados –todos súper cool, btw– nos contó que no golpearía a nadie, que le gusta Bonobo y que le tiene miedo al estancamiento creativo.

Mis dudas de ilustración digital seguían ahí.

Y es que, no me mal entiendan “el aprendizaje nunca agota la mente”, como decía Da Vinci y entre más proyectos inventiva y escuchaba, más incertidumbre tenía.

Terminando esa sesión de 9 preguntas fui al foro del Teatro de la Ciudad a ser parte de un happening.

“Ah, va. ¿Qué es un happening?”.

Bueno, es como un performance creado únicamente para hacer reaccionar al espectador. En éste, se busca que el público forme parte y básicamente, no hay que buscarle explicación…sólo hay que formar parte.

ESOC, como se llamaba este happening era algo rarísimo. En el fondo unos videos causaban a veces repudio y a veces nos obligaban a ponerles demasiada atención, una mujer con globos colgando en su cuerpo hacía sonidos con unos sintetizadores y un micrófono con efectos, otro ser que recogía cosas del piso mientras se las pegaba con cinta al cuerpo. Es algo difícil de explicar; tendrían que haber estado ahí para disfrutarlo.

Para cerrar el segundo día del CutOut Fest, a las 19:15 empezó la conferencia de Andy Baker. Uno de los ilustradores de Don’t Hug Me I’m Scared. Antes de mi comentario les voy a recomendar que, si no han visto esa serie rarísima de videos; vayan ahora mismo a Youtube y denle play.

Ahora sí. Tenía muchísimas ganas de escuchar a este vato. Unos días antes del festival, había visto todos los capítulos (de la mencionada serie) y si de por sí tenía entonces muchísimas dudas, ahora, con tanta inspiración me habían surgido más. Tampoco obtuve respuesta.

La plática de Andy muy bien. Qué padre trabajar con amigos y todo eso pero ¿CÓMO SE HACE UNA ILUSTRACIÓN DIGITAL?

Después de la conferencia de Baker era momento de la clausura del CutOut pero antes, tuve –lo que considero– mi momento de clímax en el festival.

Resulta ser que, mientras esperaba a que abrieran el venue de la última actividad, decidimos un amigo y yo esperar mientras platicábamos en una incómoda mesa. A la charla se unió Ed Vill, un ilustrador venezolano –que nos presentó otro artista gŕafico, este mexicano: Mike Sandoval–, quien terminó haciendo perfecta mi estancia en el festival.

La plática con Ed surgió, como lo leyeron al principio del texto con los problemas en Venezuela, él me explicaba porqué la recesión en su país parece ser infinita y sus razones para salir. Después de un par de confesiones personales y ya entrados en confianza por fin pude hacerle las preguntas bobas que cualquier newbie en el tema –como yo– haría.

Ed Vill resultó un gran maestro, un instructor (real) del tema. Además de ser influencer, músico, diseñador y más. Tras una hora de plática, una pequeña promoción de un curso que da sobre creación de personajes y la promesa de fumar un porro y ver caricaturas –por mero aprendizaje, no vayan a pensar mal–, entramos al evento de clausura.

Se entregaron los premios, una –súper envidiable– beca del 90% en el SAE Institute (que es patrocinador del festival desde hace ya varias ediciones) y después, nos llevaron al “súper” evento de clausura. Música, fiesta, cubitas (sí, poquitas) y bueno… ¿para qué les cuento? Lo único importante es que terminamos haciendo la viborita como en cualquier boda familiar y el puentecito  clásico de unos XV años.

¿Ven? El CutOut lo tiene todo.

Ésta fue la novena edición del festival y por lo que nos dijo una chica del equipo –mientras íbamos en la van a la fiesta–; el festejo de los 10 años “va a estar con madre”.

Más eventos que impulsen la creatividad y menos momentos de ociosidad, chavxs. Consideren la década del CutOut Fest y nos vemos en 2018.