Tag Archives: Power Girl

Tres artistas australianas que deberías escuchar

Australia se ha convertido en un nicho underground de la música. En WMP sabemos la importancia de dar a conocer a esos talentos lejanos que luchan desde su trinchera para llegar a otras latitudes, es por ello que en la sección de #WMPowerGirl les tengo la propuesta de tres talentosas mujeres con diferentes personalidades que hacen cosas distintas en la industria musical, pero que tienen un común denominador: Australia.

TASH SULTANA

Originaria de Melbourne, Tash Sultana tiene tan solo 21 años de edad y está causando mucho ruido en la industria, las razones son obvias, ella es su propia banda: toca la guitarra, el piano y también compone y canta sus canciones. Ella empezó a darse a conocer a través de vídeos caseros en la red. Tan solo en Spotify ha tenido más de 20 millones de streamings. Si te gustan artistas como FKJ y BadBadNotGood, seguro Tash entrará fácil a tu repertorio. Con el EP Notion, publicado este año ha demostrado que su talento como multiinstrumentista es imparable.  ¿No me creen? Aquí la prueba con su más reciente sencillo “Mystik”.

CHELA

Chelsea Wheatley a.k.a. Chela es originaria de Fremantle, Australia aunque reside en Los Ángeles. Desde que era adolescente, ella se ha dedicado a componer y producir todo, desde la música hasta los videos. La conocí hace cuatro años en Soundcloud a través del perfil de Kitzuné, una disquera francesa. El estilo de Chela tiene atmósferas ochenteras, sin embargo tiene un toque de trip-hop y letras que hablan de su vida personal, además de tener un hype como DJ. Ha hecho colaboraciones con Goldroom y Clubfeet.

La artista editará este año nuevo material, y lo anunció con la salida del track “Bad Habit”, el cual sigue fiel a su esencia y estoy segura de que les gustará (guiño a promotores para que la traigan a México).

COURTNEY BARNETT

La querida Courtney Barnett ya es conocida por varios,  pues fue parte del lineup del Corona Capital del año pasado y nos fue conquistando de a poco con su álbum Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit. Además de tener un gran talento al componer, tanto líricamente como a nivel de cuerdas, llevaba 2 años ya sin publicar un nuevo álbum, el cual ansiamos bastante. Para nuestra sorpresa, este mes editó un álbum colaborativo con Kurt Vile, ¡vaya joya! Lotta Sea Lice se editó de la mano de Matador Records, es una simbiosis bien lograda entre la amistad y el folk. Así que les recomiendo darle play:

¿Cuál de las tres propuestas te gustó más? Espera pronto más recomendaciones de #WMPowerGirl.

#NetflixAndChill: Del odio al amor en el soundtrack de Girlboss

En nuestra editorial del mes de julio en WMP decidimos apostarle a #NetflixAndChill, retomando algunas joyas de una de las más importantes fuentes de entretenimiento en la actualidad. Muchos han sido los aciertos de esta plataforma de streaming de paga, por ejemplo Girlboss, que se estrenó en abril de este año, serie de la cual elegí hablarles porque fue todo un fenómeno #GirlPower, a pesar de que Netflix canceló la serie al igual que otras como The Get Down y Sense 8 (aunque después se arrepintieron).

Aunque al principio, la serie hizo mucho ruido por basarse en la autobiografía de Sophia Amoruso, chief de Nasty Gal, tienda de ropa estadounidense, después pasó desapercibida y al fin cobró fuerza gracias a la excelente curaduría del soundtrack y… algo en la historia hizo que me atrapara.

No les voy a mentir, llegué a repudiarla los primeros capítulos, básicamente porque la actriz es muy inmadura y resulta insoportable, pero con el paso de los capítulos te das cuenta que el papel de Britt Robertson es todo un reto, realmente te llegas a poner en sus pies con temas como la amistad, el crecer profesionalmente y de manera independiente, la falta de afecto en la familia y el amor (¿desamor?).

La música juega un papel importantísimo, es el mejor gancho. Desde el primer capítulo encontramos joyas como “Gold Lion” de los queridos Yeah Yeah Yeah’s y “Rebel Girl” de Bikini Kill.

¿Hay drama en esta serie? Sí, pero no el suficiente para despegarnos de Netflix. Sophia es una mujercita independiente que encuentra la manera de hacer dinero fácil a través de la venta de ropa vintage en línea, pero se encuentra una serie de dificultades que la llevan al límite, exposición de su salud y el deterioro de sus relaciones personales. Su amistad con Annie (la bff de Sophia) pende de un hilo debido a su característico narcisismo, sin embargo todo se salva. Si eres fan de los festivales de música, encontrarás un capítulo donde Sophia va a Coachella. Otra joya que debo mencionarles es crédito de Silversun Pickups, que también fue añadida al soundtrack.

¿Qué hay del amor? Obviamente Sophia conoce a alguien en San Francisco, la ciudad donde inicia la aventura de emprender su propio negocio de ropa, al cual llama Nasty Gal. Todo es risas y diversión con temas como “Je veux te voir” de Yelle o “I’m gonna love you too” de Blondie.

La madurez comienza a llegar cuando Sophia ve oportunidades de crecer en el negocio, así que comienza una etapa de seriedad y trabajo duro, en esta etapa aparecen “Light & Day/ Reach for the sun” de The Polyphonic Spree  y ¿por qué no? “Float On” de Modest Mouse. <3

Junto a Annie, Sophia es inmensamente feliz después de casi perder su amistad, incluso se hacen socias en Nasty Gal, todo el #GirlPower que esperábamos se ve reflejado con tracks como “Ice Cream” de New Young Pony Club, “Deceptacon” de Le Tigre y “I’m not Gonna Teach Your Boyfriend How to Dance With You” de Black Kids.

Como el éxito no trae nada en vano, a Sophia le empieza a ir mejor en los negocios, pero algo anda mal en su relación y no se explica qué es, entonces llega “I Come Crashing” de A Giant Dog para descubrir un engaño que no sabe cómo sobrellevar, pero con ayuda del rotundo éxito y planes en Nasty Gal, Sophia logra salir adelante en un abrir y cerrar de ojos.

Al final, esta serie es muy neta y recomendable para todos aquellos(as) que busquen otros horizontes e independencia laboral. Tip: sé que pueden tolerar los primeros capítulos de actitud diva de Sophia, créanme que valdrá la pena ver los 13 capítulos que no rebasan ni los 40 minutos cada uno.