Tag Archives: Psicodelia

#NuevosRuidos: Bilo, rock psicodélico kakatrufy

Texto: Berenize Rosales 

“Si Abraham Lincoln estuviese vivo escucharía Bilo, esto porque Johann Sebastian Bach dijo: Bilo is Bilo”, Sebas Grimalt.

Driss Stadig (voz/guitarra), Victor Ariza (guitarra/teclado) Sebas Grimalt (bajo) y Marc Mas (batería/coros) a.k.a. Bilo, son una banda mallorquina de rock alternativo con tintes psicodélicos.

Su historia comenzó en La Posada de Bellver, antro de Palma de Mallorca, donde en 2015 se conocieron por casualidad. “Interpolar Mood”, “Valium” y “Kakatrufy”, demos lanzados a través de SoundCloud, fueron su carta de presentación en el mapa sonoro del rock alternativo. Un año después debutaron con Bilo, Ep homónimo producido y mezclado por los miembros de la banda, el cual fue grabado en los estudios de Urban Producciones de Mallorca.

“Barely know” forma parte de Mahatma Cartney, su segundo Ep próximo a estrenarse. El vídeo del track, que cuenta con una base de teclados que acompañan leves rasgueos de guitarras y una batería vertiginosa, fue dirigido por Stroud Rohde y Marios Kleftankis.

#SemanaFriendstiVVal: The Holydrug Couple, divertidos, translúcidos e imperdibles

Charlamos largo y tendido con los chilenos Ives y Manu, a.k.a. The Holydrug Couple a su llegada a México, con motivo de su primer tour en el país, principalmente para fungir como headliner del Friendstival, que se celebrará el próximo sábado 1 de octubre en la Ciudad de México. Ésta es la segunda vez que viajan acá, la primera fue hace tres años en Nrmal que se celebraba todavía en Monterrey (pero eso ya lo saben). Tuvimos a bien encontrarnos en una cafetería en la Cuauhtémoc, hablamos del concepto de Soundtrack for Pantanal, sobre extraterrestres (?), nos contaron algunas anécdotas extrañas y nos recomendaron buena música.

img_6749

Cuando encontré a The Holydrug Couple en Internet (hace 3 años), me llamó la atención el nombre de la banda, que apelaba a las drogas y que, en efecto, solo un par de personas (drogadas o no) hacían todo ese sonido. Ives toca la guitarra, el bajo y los teclados, además de cantar, mientras que Manu pone el ritmo en la batería. Se sabe muy bien cómo se viven las circunstancias del narco y las drogas en México, pero en Chile es más liviano.

Ives: No son legales, pero cada vez son más fáciles de conseguir; siempre ha sido súper prohibido, pero culturalmente siempre ha habido mariguana. De algunos años para acá, hay crowdshops, la gente fuma desde los sesenta; la cocaína se popularizó a partir de la dictadura. Antes eran drogas de acceso para distintas clases, por ejemplo, la cocaína era para gente con más plata, la pasta base la mandaban a gente más pobre que se quedaba atrapada en eso y las drogas alucinógenas son de más fácil  acceso. Cuando nosotros empezábamos a consumir era más segmentado, ahora ya está todo mezclado.

Manu: Dependiendo la ocasión depende la droga, antes tomar ácido o DM era para clase más alta. Era muy prejuicioso socialmente, había gente más humilde que no había probado ácido y gente con más capacidad económica que solo estudiaban y sí podían drogarse. Igual depende de la edad; la gente más adulta que no te habías imaginado, que tenías una relación más seria con ellos, después te dabas cuenta que siempre habían estado consumiendo cocaína.

Soundtrack for Pantanal fue grabado hace dos años a la par de Moonlust, son como hermanos pero con diferente esencia, uno es más romántico y melancólico y otro es más instrumental pero alegre.

Ives: Sobre la producción, fue bien instintivo en verdad. La cantidad de canciones se fueron dando, como que yo identifiqué dos tipos de canciones, unas iban para Moonlust y otras funcionaban mejor para Pantanal; tenía una lista de canciones para cada uno. Fue algo más instintivo, no tenía que ver con algo tan puntual. Después se dio la idea de que Pantanal pudiera ser como un soundtrack de una película que no existía y que se llamaba Pantanal y eso me dio un poco  de libertad para poner distintas canciones, más instrumentales; cosas así  hicieron la diferencia de Moonlust.

Cuando producen y escuchan su música, ¿qué evoca para ustedes?

Ives: A mí me recuerda como cosas personales, muchas canciones me recuerdan como la producción del disco, me acuerdo qué día grabé este teclado o esta batería, recuerdo cuándo se me ocurrió, como cosas más técnicas. No me alcanza generar tantas ideas abstractas, podría ponerlas, ¿cachai? Como cuando haces el arte del disco, las poleras, los videos, sabes que estás apelando a un cierto tipo de estética, sé cuál es, pero una persona que no está así en la música llega a lugares más lejos y más inesperados.

Este es su primer tour en México y podrán conocer otros destinos. ¿Qué les llama la atención de nuestro país?

Ives: Yo no tengo mucha expectativa en verdad, quiero pasarlo bien, es curiosidad por todo en general. En Europa y Estados Unidos, para nosotros es es más como trabajo duro, tocamos muchas fechas en pocos días. Acá quiero tomar cerveza, comer bien y tocar harto y bien.

Ahora que escuché “Vase of Flowers”, distingo su música más conceptual, es evidente que raya en un soundtrack perfecto para una french movie. ¿Han pensado en grabar algún documental?

Manu: En algún momento habría que hacer la película, no un documental, tiene que ser una película.

Ives: Como de Ficción. El video de “Vase of Flowers” fue una idea que yo tuve, como a mí me gusta mucho la música de soundtracks como francesa e italiana de los sesenta, setenta y ochenta, muchos de esos soundtracks, especialmente franceses, son de películas como soft y eróticas con estética blur, y como que hay sexo y desnudos, que yo no lo encuentro en el sentido sexual, sino bonito y una estética barroca. Entonces, estaba buscando imágenes y videos para hacerlo hasta que encontré imágenes de esta teleserie brasileña “Xica da Silva”, que se trata de una esclava negra de la época de la colonización de Brasil pero que apela a la estética europea, y en contraste mala, cuando salen estos hombres que la quieren violar, qué se yo, pero también muestra la naturaleza, cascadas y plantas… Si hiciéramos Pantanal, quizá usemos esa estética pero más Latinoamericana. Sí haríamos algo más producido.

Sobre sus giras por Europa, ¿qué es lo que más se guardan?

Manu: Los shows son lo que más recuerdo, cuando la gente lo pasó bien y se llenan los lugares. La experiencia de vivir con las mismas personas durante meses, como un reality show.

Para ellos es muy importante el sonido de los venues donde se presentan, pueden ser lugares pequeños o muy reconocidos, pero se quedan más con la experiencia de tocar donde hay promotores y público buena onda.

Manu: Depende del sonido, si es un festival con buen sonido, está bien. Pero finalmente en los festivales está todo muy apurado, hay poco tiempo para probar. En cambio en un show individual tenemos todo el tiempo para prepararlo bien.

Ives: Aunque con los grandes también pasa lo mismo, no llega tanta gente, el sonido no es tan bueno o el promotor no es tan buena onda, pero también se da que los locales, que son más chicos, suenan súper bien, como que la gente es buena onda y se da una situación rica.

Yo los encontré en Bandcamp, literal, y ahora ya están en Spotify, a la gente le ha gustado su música, ¿cómo se sienten con el recibimiento de la gente? Estamos a un mes de escuchar completito su cuarto LP, ¿cómo se sienten?

Ives: Mi sensación es más como cerrar una etapa, más que nada. Como que Pantanal está medio relacionado a Moonlust. Lanzar el álbum y tocarlo, girar con él. Siento que cierra un ciclo. También que el siguiente disco probablemente sea muy distinto. También ha sido una época de tocar y hacer las cosas de una manera, quizá dentro de unos años más empezamos a tocar distinto, a tener otra configuración.

Manu: Es como revisitar esa época, me recuerda cuando estábamos grabando Moonlust. Siento que con la nueva fórmula que estamos usando para tocar, estamos representando lo que ocurrió hace un tiempo atrás. Como un revival, una herramienta nueva.

Además de algunas giras, ¿han estado componiendo algo nuevo?

Ives: Hay muchas canciones nuevas, pero todavía no siento que se arme algo. Igual creo que estoy mucho más exigente, entonces es mucho más difícil ahora. Tampoco he tenido tanto tiempo para trabajar en él; ya tengo una idea, pero hace falta llevarla con calma. Ahora estamos menos preocupados por eso, ya que tenemos todo un año para trabajar sobre Pantanal.

Antes de contarnos algunas de esas anécdotas que siempre les piden en sus entrevistas y que al principio con los medios mexicanos no cachaban a qué se referían con “anécdota”, se acerca una señorita a preguntar si deseamos ordenar algo. Ives pide un americano, y con el café se sueltan a hablar.

Manu: Yo me voy por la del extintor. Estábamos en Berkeley, San Francisco y no teníamos dónde alojarnos, la idea era turnarnos y hablar con alguien para encontrar donde quedarnos.

Ives: Así que una chica nos invitó a hospedarnos en los dormitorios de la Universidad. Nos quedamos tomando, tocando guitarra, charlando, había una mesa de pool.

Manu: Estábamos como muy tranquilos e invitamos a otro amigo de Chile que estaba de paso por Estados Unidos y lo invitamos a que manejara algunos tramos.

Ives: Viene la resolución. Estábamos tocando guitarra, todo bien, hablando de cosas interesantes a las 4 a.m., bebiendo tequila, y de repente cuando alguien ya se quería acostar, que suena una alarma, y toda la gente del edificio saliendo en pijamas, porque se creía que había un incendio, pero faltaba Manu y nuestro amigo de Chile. No sé cómo caché que habían sido ellos.

Manu: El amigo que te digo trabaja en publicidad y traía una cámara, el lugar era gigante y llegamos a un pasillo donde había graffiti por todos lados, él filmó un poco, luego yo empecé a grabar y él encontró un extintor, se me quedó mirando y me empezó a echar el humo del extintor, y yo le decía: ¡para, para, para! y de repente empezaron a sonar las alarmas de incendio.

Ives: Estaban preocupados de que los bomberos se dieran cuenta de que fueron ellos con el extintor (risas).

Manu: En otra ocasión, nos quedamos en Texas en casa de un amigo que estaba viviendo  con una bruja real, hacía pócimas y vivía de bruja. Nos quedamos ahí, la casa era un desastre. De repente me despierto y arriba había un ratón asqueroso y enorme; tenía dos, uno blanco y uno negro. Decíamos: ¿qué está pasando?

Ives: Otra, es que íbamos conduciendo cerca de Polonia y pasamos por un pueblo donde había una fiesta y se nos cruzó un auto, venía alguien conduciendo muy curado y chocamos porque venía mal, pero el conductor era polaco o checo, total que nos bajamos para hablar pero nadie se entendía nada entre sí, entonces como que aventamos las manos al aire y nos fuimos.

Ives: Una vez estábamos en Boston en la gira del año pasado a punto de tocar y me andaba pipi, entonces fui rápido y cuando estaba mirando el espejo, salió un weon de una caseta de baño y me ofreció DM, yo probé y me fui rápido, entonces me subí a tocar y como a la tercera canción estaba mega derretido, blando de las piernas (risas).

Desde hace ocho años, The Holydrug Couple ha producido música, han trabajado con Sacred Bones y ahora con el sello chileno BYM, todo ha cambiado desde aquel 2008.

Ives: Ha cambiado mucho en lo económico y político. Cuando empezamos la banda, era más como estar en los años noventa, había internet pero era muy básico, estar cómodo tocando, igual junto a otras bandas, pagaban poco pero la pasabas con tus amigos. De a poco, no sólo en lo musical, se empezó a desarrollar mucho más, tuvimos la suerte de enganchar con un sello de fuera. Paralelamente Javiera Mena y otros nos íbamos de gira, nadie lo hacía mucho, nadie editaba en vinilos. Todos empezaron a querer tener bandas, pero daban más importancia a la pose, a los likes, inventarse un nombre y se compraban la experiencia de tener una banda. Para nosotros una foto en instagram está bien, nos lo piden, pero lo más importante es tocar. La gente en Chile se compra el personaje y consume superficialmente. Primero arreglan su look de moda y luego hacen una banda, pero eso viene desde MTV.

¿A favor o en contra de la tecnología, de la cultura millenial?

Ives: No es lo uno ni lo otro. Yo no estaría en contra de la cultura millenial. Muchas personas, gente que consume nuestra música, son parte de ella. También hay quienes nos escuchan y quieren ser psicodélicos, algunos quieren solo rodearse de cosas materiales y otros encontrar significados más profundos. A mí me gusta mantener las cosas más básicas, más a la antigua, desde las relaciones o tener una cámara de rollo, pero también la tecnología te facilita un montón de cosas, solo hay que usarla con criterio. 

Si tuvieran oportunidad de viajar en el tiempo, ¿a dónde sería y por qué?

Manu: Al futuro, por curiosidad. Ver las repercusiones de todo esto.

Ives: ¿Como al 2050? Acabo de cumplir 30,  me gustaría verme a mis 65 años y Manu a sus 63 años. Haría dos visitas, una al 2050, 2060,  y quizá una al 20200 o quizá una al 5000 A.C.

Manu: Que vendría siendo el futuro egipcio, pre egipcio.

Ambos: ¡Babilónico!

Al preguntarles si creen en los extraterrestres, lo meditan, se miran entre sí, se ríen. Manu hace un gesto con la boca y señala el pin del Friendstival que trae aferrado a su chamarra de mezclilla, mientras dice: “estamos trabajando con uno” (risas).

Merch oficial de Friendstival via GIPHY

Ives: Es un tema serio. Como que no creo en verdad, pero no creo porque en verdad quiero creerlo. Siendo bien pragmático, no tengo ninguna prueba. Quiero creer, pero no puedo creer.

Manu: “I want to believe”. Siento que esas situaciones paranormales hay que verlas para creerlas, si me las cuentan tampoco me lo creo mucho. Yo quiero ver, no me puedo fiar de experiencias ajenas.

Ives: Hay un par de personas en las que yo confío mucho, que me han dicho SÍ, sí existen, pero no, es más no creer que sí creer. Igual si todo es relativo y todos construyen su mundo, todos podemos llegar a un consenso de que todas son aproximaciones, no hay una sensibilidad que mande. Pero respetaría más la conciencia humana y su profundidad.

¿Cuáles de sus tótems eligen llevar cuando salen de viaje?

Ambos: Una cámara de fotos, mi iPod, una libreta y lápices para anotar cosas, unos audífonos, una grabadora bosch.

Si su música fuera un estado de ánimo, ¿cuál o cuáles serían?

Ambos: Despertando, desayuno, madrugar, pasando de la madrugada a la luz, 6 a.m.

Hay una fuerte tendencia de hacer colaboraciones entre artistas, ¿eso les agrada?

Manu: Se me ocurre alguien que haga las guitarras.

Ives: Igual como que había estado pensando en un dueto con una mujer, me imagino algo del estilo de Nancy Sinatra.

Manu: Yo me imaginaba algo más como un rapero ronco y lento, casi al borde del soul, como del estilo de  Barry White.

¿Qué música han escuchado últimamente?

Manu: Yo he estado escuchando mucho a Kite, es gringo, es más electrónico, trip-hop, también a TOBACCO, lo recomiendo.

Ives: Yo he escuchado mucho últimamente los nuevos discos de Rihanna, Bad Bad Not God y Frank Ocean.

Ives y Manu, un par de chilenos divertidos, translúcidos e imperdibles que nos dejaron ansiosos de escucharlos en vivo.

No se pierdan su show el próximo sábado en Friendstival.

 

Bashir, revival del rock duro y psicodélico. #EnLaMira

Vaya… ¿qué decir de los revivals en México? Parece que una buena cantidad de bandas tomaron el ejemplo de Kevin Parker para tomar un sonido muy específico y en base a éste crear música que suena a antes con la frescura que nos dan los fierros de hoy en día. Ejemplos hay muchos, como Car Crash Sisters, Bleak Boys y Le 1991, tres proyectos de Aguascalientes que tomaron el shoegaze más agresivo para exponer su música sin necesidad de buscar algo novedoso y retomar un género que últimamente se ha explotado en el indie mexicano. Continue reading Bashir, revival del rock duro y psicodélico. #EnLaMira

The Claypool Lennon Delirium o “Cómo Reunir a Dos Mentes Impredecibles en un Álbum”

El 3 de junio será la fecha en que una de las uniones más retorcidas y peculiares que nuestras mentes pudieron idear lanzarán su álbum debut: La de Les Claypool con Sean Lennon. En tal fecha conoceremos el contenido musical de Monolith of Phobos, título con el que la inusual dupla nombrará al primer trabajo que harán en mancuerna. Lo que aún no nos explicamos es ¿¡cómo fue que estos dos se unieron para sacar algo juntos!? Continue reading The Claypool Lennon Delirium o “Cómo Reunir a Dos Mentes Impredecibles en un Álbum”

Black Mountain estrenó un nuevo sencillo y video

El día de ayer, Black Mountain compartió su nuevo video y sencillo titulado “Florian Saucer Attack”. Este forma parte de su nuevo material titulado IV. El video fue dirigido, ilustrado y animado por Chad Van Gaalen y explora un viaje bizarro y a la par cósmico que no encuentra una explicación a simple vista coherente. Continue reading Black Mountain estrenó un nuevo sencillo y video