Francisco Hinojosa y el porno: “EMMA”. #LaLámparaMaravillosa

emma-hinojosa

El autor mexicano acaba de estrenar otro integrante a su colección de libros, la mayoría de ellos cuentos infantiles. Esta nueva historia es ‘arquetípicamente’ un cuento de hadas, pero en esta ocasión no se trata de un cuento infantil, sino de su segunda novela, y el tema es de nuestros favoritos: el sexo.

Emma Brantôme es una chica huérfana que vive incómodamente con sus tíos y su prima, hasta el día que alcanza la mayoría de edad, fecha en que recibe una carta en la que se le informa de una generosa herencia monetaria por parte de sus padres -sobre quienes en la misma carta se revela la verdad-. Emma es hija de la pareja que solía ser la más importante de la industria porno, y por ello se le otorga la admisión directa a la Escuela Bataille: una universidad donde imparten el arte del sexo y la prostitución, para que siga los pasos de sus predecesores. Este hecho, aunado a su despertar sexual, descubre su potencial y su vida cambia por completo. Durante sus estudios no sólo tiene que aprender de su sexualidad y la industria porno, también se ve enredada en las demás implicaciones de su vida, pasando por momentos incluso de violencia.

Claro, a todos se nos hace familiar esta historia, sólo que invierte el concepto de la magia por sexo. No me atrevería a decir que Emma es la Harry Potter del porno, pues los problemas que enfrenta a lo largo del libro son muy diferentes; pero la similitud que tiene con el mago no es casualidad. Emma es en realidad una combinación de diferentes personajes como Harry Potter, Cenicienta y Madame Bovary, de quien saca su nombre.

Francisco_Hinojosa_ALR_1536B (1)

Cuando Francisco Hinojosa habla de una de las industrias más prósperas la relaciona con diferentes instituciones, las diferentes percepciones de la sociedad y la juventud. Para aterrizar la idea de una escuela erótica en un contexto lo más real posible, tuvo que tomar en cuenta qué tan funcional sería establecer una escuela de esa índole en nuestro país, pero no le pareció nada práctico, ya que la sociedad mexicana tiende mucho a la inquisición. Por eso terminó por poner la escuela en Francia: “Desde el principio me di cuenta que no, que la sociedad no era apta para recibir una escuela de ese tipo, ni en Estados Unidos, porque son sociedades más puritanas, más hipócritas, en cambio Francia es más liberal, me pareció acordé que la historia se desenvolviera en ese país europeo” – explicó Francisco en una entrevista con Conaculta.

Desde el primer renglón de esta novela corta, las palabras fluyen como el agua de un río y costará trabajo quitarle la atención. La simplicidad del lenguaje y las ocurrencias de Hinojosa hacen de esta novedad publicada bajo el sello editorial Almadía un libro interesante y divertido a la vez.

 

Leave a Reply