Diseño cuadro por cuadro: Saul Bass. #JuevesCultural

Piensa en la experiencia de ir al cine.

Digamos que es más o menos así, ¿no?:

1. Revisar el horario de la película.
2. Llegar al cine.
3. Pedir los boletos a la persona en el mostrador.
4. Entrar a la sala.
5. Ver comerciales.
6. Ver los créditos de la película y emocionarte porque ya va a empezar.
7. Ver la película.
8. Fin.

Ok…

Ahora imagina que no existieran los créditos, que pasara de los comerciales a la película directo.

prentiss

 

 

 

 

 

 

!Es horrible, la experiencia estaría incompleta! Sería demasiado brusco: nada de emoción, nada ‘foreplay’, nada de sumergirse suavemente en la película.

Así sería el mundo sin Saul Bass, el creador de los títulos de la película como los conocemos. El diseñador gráfico nació en el Bronx en 192o, y su carrera despegó a sus 34 años de edad.  Antes de él, nadie se preocupaba por mostrar los nombres de una manera divertida y diferente. Bass deslumbró gracias a su inconformidad y propuesta, el llevó por primera vez el diseño gráfico al dinamismo cinematográfico. 

En su época, la edición digital era mínima y la mayoría de su trabajo fue construido de manera análoga; mover letra por letra o dibujar cuadro por cuadro era un trabajo verdaderamente tardado y caro, en especial si solo se trataba de los títulos de una película. Saul Bass no estaba de acuerdo. Él lo veía como una oportunidad para reflejar los conceptos dominantes del film.

A veces, Bass contaba historias complejas, otras, solo daba un guiño a lo que era de esperarse. Lo que siempre hacía, y lo hacía bien, era comunicarse a través de los gráficos. Poco o mucho, Saul Bass siempre logra decirnos algo.

A continuación, les dejamos algunas de sus secuencias de títulos más famosas:

‘Its A Mad Mad Mad World’:

‘Facts Of Life’:

‘Attack!’:

 

P.D.

Google le hizo un Doodle en su cumpleaños.

Leave a Reply