h-bigbiglove

#ROUNDS Episodio 4: Big Big Love

#ROUNDS Episodio 4: Big Big LoveCuando la música nace de forma natural, sin pretensiones más que las del gozo mismo y con errores que incluso la hacen más cercana al público, todo se disfruta de manera distinta. No preocupa la hora ni las actividades a realizar o lo complicado que pueda venir en el día, sólo usar los audífonos hace que todo fluya sin obstáculos. Así es Big Big Love; sin preocupaciones y con la expectativa única de brincar, cantar y abrazar a quien tengamos al lado. Su música nos enamoró y tuvimos que seguirles la pista durante buen tiempo… Su primer EP homónimo lanzado a mediados del 2012, nos llevó a ellos y al sudor emanado en tantas tocadas que nos pusieron a mover los pies sin control. En este primer lanzamiento encontramos lo mismo que en sus shows en vivo: dejos de inocencia y un ímpetu por derrochar su juventud en la música. Nos dejó un grato sabor de boca saber que la banda realizó toda la grabación dentro de su casa y sin mentir, podemos afirmar que muchos sonidos fueron grabados en recámaras, escaleras y cocina.

El asunto era perfectamente identificable -tanto en lo grabado como en lo ocurrido en vivo-. Chicos greñudos que cantan en inglés, se divierten arriba del escenario y todos con una cosa en común: talento por explotar. Las tocadas siguieron. Santiago Mijares (voz y guitarra), Patricio Mijares (coros y bajo), Marco Carrión (guitarra), y Marcos Zavala (batería) no nos dejaron respirar entre baile y baile y para 2013 los shows fueron continuos y cada vez con más gente, además de ganar fieles poco a poco, quienes entonaban las canciones a pulmón abierto, y derriban así el tabú de las bandas mexicanas que cantan en inglés. Ese mismo año llegó “Family Flag” sencillo que enamoró y puso a bailar a muchos chilangos, igual que “Tender Man” meses después.

Durante ese tiempo notamos en Big Big Love un compromiso que marcó diferencia respecto a la banda que podíamos ver en sus primeros toquines. Corrigieron errores, añadieron coristas a sus canciones e incorporaron elementos adicionales que simplemente nos volaron la cabeza. Así, en 2014, el esfuerzo se vio recompensado en con un Festival Marvin donde dejaron claro que la banda estaba en punto de madurez, conocimiento de sí mismos y con un sonido totalmente dominado. El siguiente paso en la corta, pero alentadora carrera de Big Big Love es el lanzamiento de su primer larga duración en el que estamos seguros, los chicos greñudos nos envolverán de nuevo en ese sonido etéreo que acaba siendo expresado en bailes de llenos de nostalgia y alegría juvenil.

Leave a Reply