lykke_li-ineverlearn

Pros / Cons de Lykke Li en el #CoronaCapital 2014

Desde 2008, Lykke Li nos ha llevado en una espiral de emociones que van de lo infantil a lo seductor, o lo tierno hasta lo más depresivo. Esta sueca fascinante se presentará por primera vez en la Ciudad de México en el Corona Capital 2014 y es una experiencia tan interesante que se encargará de cerrar todo el festival. Aquí los motivos por los que vale la pena -o no-, verla el domingo/lunes en el Bizco Club:

Pros:

1. Las canciones de Lykke Li son garantía de una actuación que despertará emociones de todo tipo. Arman el entorno perfecto para conocer a una persona, bailar con amigos y cantar hasta raspar las cuerdas vocales. Será interesante ver hasta dónde extiende el poder de su voz y ejecución musical hasta hacer comunión con el público.

2. La sueca es un personaje tan peculiar en apariencia que su imagen no pasará desapercibida. Ha sido modelo, actriz e imagen para marcas de ropa con un sello distintivo de atípica belleza que atraen sin explicación a fans y escépticos. Si le añadimos el componente teatral a su experiencia, Lykke Li sacará provecho de su imagen para incluirla como participante de su show. En pocas palabras, no sabemos qué esperar de ella ni en ese aspecto.

3. ¡Es el cierre del festival! Más allá de un show melancólico, esta linda voz tiene la encomienda de hacer más memorable un festival que se antoja espectacular. Su show debe contar con himnos como “Get Some”, “Dance, Dance, Dance”, “I Follow Rivers” o “I’m Good, I’m Gone que harán que hasta el último segundo sea memorable. El último álbum es más melancólico, pero hasta sus temas más tristes cuentan con la dualidad para sellar este #CC14 con gran calidad.

Cons:

1. El cansancio puede ganarnos y decidir esperar una segunda oportunidad de verla. No importan las ganas, cuando el cansancio está presente, no hay manera de combatirlo y hacemos el sacrificio, aunque signifique no tener una nueva oportunidad de ver un acto.

sleepycat

2. El ‘mood’ en el último álbum puede tumbar nuestro último gajo de energía. Aunque ‘I Never Learn’ es un trabajo encantador y extirpado quirúrgicamente del corazón de su compositora, el álbum puede ser un exceso de melcocha o simplemente, triste para quienes esperan fiesta. Incluso, si su presentación es decepción, puede desanimarnos a verla una segunda vez en el futuro.

3, Las responsabilidades del día siguiente ya empiezan a resonar en los oídos cuando se cruza la franja de domingo a lunes. Sean muy astutos en arreglar su transporte de regreso y no dejar que el exceso sabotee su experiencia si pretenden quedarse hasta la última canción de Lykke Li. Cárguense de ganas y si ven que no les da, no jueguen al ‘valiente’ que vale más la pena regresar a salvo que la aventura a lo tonto.

 

noicant

Pase lo que pase, presenciar a Lykke Li por primera vez puede ser una gran manera de cerrar el festival que tanto hemos esperado desde el año pasado. Contamos con que hará un show increíble y seguro, no nos dejará desanimados. ¡Ojalá aguantemos!

Leave a Reply