Ozzy Osbourne, leyenda antes de la muerte

Antes del metal-core, mucho antes del speed-metal, incluso antes del doom-metal, hubo una banda que llevó los cánones de la música “pesada” a otro nivel: distorsión, gritos, potentes baterías que galopaban junto a un incesante bajo, fueron la base de todos los subgéneros del heavy metal creados por una banda llamada Black Sabbath, liderada por el inestable Ozzy Osbourne.

Algo tan grande no puede pasar por el mundo sin algunos tropiezos y descontentos. No hay género más peleado con la sociedad a nivel mundial que el metal; problemas con la iglesia, la policía, disturbios, adicciones, asesinatos, suicidios y violaciones. No hay género musical al que se le hayan adjudicado o culpado de tantas barbaridades como lo ha sido con el metal; sin embargo, no hay cómo pueda salir bien librado, si su creador fue demandado por el suicidio de tres jóvenes -supuestamente influenciados por su canción “Suicide Solution”. Sus problemas de drogadicción casi le cuestan su carrera musical e incluso la vida; orinar frente al Alamo en Texas; morder y arrancar la cabeza de una paloma viva frente a directivos en una junta de trabajo; arrancar la cabeza de otro animal con alas en un concierto en vivo (el cual no era paloma, sino murciélago); entre otro tanto montón de problemas que ha enfrentado a lo largo de su carrera, dejan ver que sus seguidores no sólo siguen su música, sino también sus acciones.

Músico, compositor, cantante, estrella de televisión, personaje políticamente incorrecto, blasfemo, esposo y padre de familia, John Michael Osbourne es considerado, además de lo anteriormente mencionado, el pionero del heavy metal gracias a la música que creó con su mítica banda: Black Sabbath. Bien dicen que las mentes más brillantes tienden a ser solitarias y poco sociales, quizá Osbourne se haya casado con su manager y procreó tres hijos, quizá no inventó Facebook o la banda ancha, pero este músico dio paso para que generaciones enteras en todo el mundo tuvieran un género tan diverso y prolífico como lo es el heavy metal y sus variantes.

Más de cuarenta años en la música se han convertido en material altamente valioso, incluso sin necesidad de que nuestro personaje en cuestión haya pasado a otro plano terrenal. Es por ello que el pasado mes de octubre las disqueras Epic Records y Legacy Recordings decidieron lanzar Memories of madmen’, una compilación de lo mejor de su carrera solista. Un disco con 17 tracks componen este material en audio, además de dos DVD’s, el primero con más de una docena de videos clásicos de su carrera, que también incluye una versión alternativa de “Mama I’m Coming Home” y el making of de “Let Me Make You Scream” y “Life Wont Wait”;   el segundo es una recopilación de piezas en vivo y entrevistas en distintas etapas del creador del Ozzfest, que cualquier verdadero fan debe de tener en su colección. Habrá que hacerle unas correcciones a la cartita a Santa.

Y si las palabras de este texto no fueron suficientes, les dejamos 42 segundos de lo que pueden encontrar dentro de este metal-set:

Leave a Reply