Swans_To_Be_Kind

[Reseña] Swans – ‘To Be Kind’.

Por 

Decir que Swans tuvo un gran regreso después de 14 años de carrera es decir poco. La banda de no wave formada por el multi-instrumentalista Michael Gira en 1982 tuvo unos pesados 15 primeros años de carrera, en los que cambiaron constantemente de alineación hasta su ruptura en el ’97. Gira reactivó la banda en el 2010 y cual fénix surgió de las cenizas con una fuerza imparable que no sólo los convierte no sólo en una gran banda, sino en las mejores expresiones musicales y artísticas de nuestra época.

Hace ya 4 años, en el 2010, Swans regresó de su descanso con el imponente ‘My Father Will Guide Me Up a Rope to the Sky; una intensa gira de 18 meses y la frase “SWANS ARE NOT DEAD” como pie de página en sus redes sociales. Dos años después, Gira y sus secuaces dieron a luz al gran disco The Seer; un álbum colosal en todos los sentidos: longitud, fuerza, experimentación, energía, letras y texturas que tan solo pueden ser definidas como éxtasis musical. No fue hasta este año cuando ese éxtasis encontró una madurez y exploración musical en otro nivel.

To Be Kind, el décimo tercer lanzamiento de esta agrupación continúa con los temas y motivos que sonaban hace dos años en ‘The Seer’. Es fuerte, muy texturizado, reflexivo, humanista, largo y experimental, pero si el pasado disco era un coloso, este lo supera en todos los aspectos. El comandante Gira lleva a la banda a otros aires y en el camino, quizás, han convertido a este viejo grupo en la mejor banda de rock en el momento. Mientras ‘The Seer’ tenía un aire de completar ideas, atacar y explotar, ‘To Be Kind’ experimenta, plantea ideas y es inteligente al respecto; lo hace con grandes crescendos, cambios de ritmos y exploración a texturas más profundas y arriesgadas. ‘To Be Kind’ señala y cuestiona sobre la vida; saca a bailar a la pista y deja caer para sentir vida; es un álbum que desmenuza por dentro y reconstruye como a placer.

Hay contraste en sus temas, pero también resulta estético con el contexto musical allá afuera. Mientras en el top 100 de Billboard no hay una canción que pase los 10 minutos, Swans te lleva en un oscuro torbellino musical de 34 minutos que es Bring The Sun / Toussaint L’Ouverture. To Be Kind’ dura poco más de dos horas cargadas de potencia, reflexión y energía hilvanada en 10 increíbles canciones que fluctúan desde el blues, post-rock, rock experimental y no wave.

Swans se sale de lo convencional, pero no nada más por salirse. Encontraron una manera de ser ellos mismos, romper esquemas y hacer hermosa música en el camino. Entonces sí, decir que después de 14 años la banda estadounidense tuvo un gran regreso es decir muy poco. Tuvieron el mejor regreso.

Leave a Reply