Captura de pantalla 2015-01-09 a las 11.16

Celebrando cumpleaños en Chili’s (David Bowie) pt. 1/3

Por @aldoelhombre

Esta es la semana de grandes cumpleañeros. Es el momento, para que idilicamente, sentemos a David Bowie, Elvis Presley y Jimmy Page en la misma mesa del Chili’s y llegue la bola de meseros con sus cacerolas a cantarles el “Happy Birthday”, En WMP nos pusimos a imaginar un poco y les hicimos un pequeño recuerdo, menos escandaloso que el de los meseros, pero definitivamente emotivo.

Hace dos años que David Bowie lanzó ‘The Next Day. El figurín inglés celebraba su cumpleaños 66 y en pleno jolgorio, decidió salir del autoexilio para abofetear a los que lo daban por muerto. Ese álbum que en su portada sobrepone un cuadro blanco a la portada de ‘Heroes‘ y que pavonea su nombre en fuente negra. Trajo de regreso a David Bowie como muy pocos se lo hubieran imaginado: remezclas, anuncios comerciales, sus canciones en múltiples y variadas bandas sonoras, exposiciones en museos de todo el mundo, reediciones, videos con artistas de verdadera vanguardia, una ola gigantesca de la obra de Bowie en todos los medios posibles.

Todo menos una gira.

Lo cierto es que, hoy a 68 años de su nacimiento, el Duque Blanco luce cansado. Su voz lo demuestra: a pesar de la maestría con la que aún expresa, es notorio el paso de los años y de tantas canciones que por su garganta han fluido. Esa podría ser la clave, el cansancio.

Sin ánimos negativos, creo que tendré que aprender a entender que algunos de nosotros jamás podremos verlo en vivo, sin saber qué se siente escuchar su voz en un lugar que no sea mi cuarto, una fiesta o a través de audífonos.

Nos conformamos con sus videos de conciertos a los que no fuimos y el consuelo podrá seguir con las reversiones de artistas a sus hits en mi iPod.

Play…

“Space Oddity” por los Smashing Pumpkins (cuando ya eran malos)

La mejor canción de los Smashing que no es de los Smashing. Mientras Hadfield se mantuvo fiel a la canción, resaltando la vulnerabilidad de un desafortunado astronauta en el espacio, la versión que los Pumpkins hicieron optó más por las guitarras, el eco y la distorsión. Con todo ese volumen, parece que, incluso desde el espacio, podrías escuchar a Billy Corgan gritar desde esa azotea en el festival SXSW.

 

“Sound and vision” por Beck

¡Esta nos encanta! Beck se aventó este épico homenaje, con la ayuda más de 160 músicos haciendo lo propio con arreglos orquestales. Hasta el papá de Beck estuvo ahí (de verdad, él era el director de aquella orquesta). La ejecución de más de nueve minutos fue grabada en un estudio de Los Angeles, con cámaras de 360 grados y micrófonos por todas partes. Un genio haciendo lo de otro genio.

 

“The Man Who Sold The World” por Nirvana (para mí, en su único buen disco)

Mientras muchos fans –y sobre todos los ricachones de MTV– esperaban que Nirvana tocara su éxitos en su Unplugged, Kurt Cobain y sus secuaces optaron por seguir un camino distinto. Aquel show en vivo estuvo lleno de magníficos covers a Leadbelly, los Meat PuppetsVaselines y el tema que daba título al tercer álbum de Bowie. ¿El resultado? Una interpretación distorsionada, no tan acústica, con la que la banda realmente se llevó el tema a su zona de confort. ¡Bien por esa!

 

“Heroes” por TV on the Radio

Una de las mejores canciones de Bowie apropiada totalmente por el estilo de la banda que la revisita. El tema es resultado de la contribución económica de la banda a la campaña ‘War child presents Heroes’ y además realizada por petición propia del mismísimo Duque Blanco.

 

“Ashes to ashes” por Warpaint 

Este es el ejemplo perfecto de que no se tiene que cambiar toda la estructura de una canción para lograr un cover original. Esta versión de las guapas chicas de Warpaint se mantiene muy similar a la original; incluso, nos atrevemos a decir que el característico piano está retomado de la pista original. El toque distintivo lo dan esos instrumentos tan dream pop que aparecen por momentos. El tema fue seleccionado de ‘We were so turned on: a tribute to David Bowie‘ y NPR la llamó “lo suficientemente futurista y retro para hacerle justicia a Bowie”.

Leave a Reply