wmproux5

[Reseña] La Roux y la fiesta de neón en El Plaza

Fotos cortesia de @theozcorp para @sensoralfa

Después de una nominación al Mercury Prize en el 2009 y un disco lleno de hits, Elly Jackson -mejor conocida como La Roux-, tardó cinco largos años en cocinar Trouble in Paradise, placa que le permitió visitar por primera vez México. Las expectativas eran altas. El tiempo previo a su salida al escenario nos mantuvo tensos, expectantes de lo que pudiera suceder.

El ambiente que guardaba la noche pintó a El Plaza Condesa de chicas ansiosas por cantar las melodías con las cuales Jackson nos remite instantáneamente al pop más meloso de décadas pasadas.

wmproux1

Así, pocos minutos antes de las diez de la noche, en un escenario maquillado por luces neón multicolores, Elly abrió paso. La primer sombra que generó contraste con las luces del fondo, fue la silueta de un look andrógino reminiscente de aquel David Bowie del Young Americans‘, pantaloncillos largos a la cintura con un blazer negro y el peinado clásico de La Roux; de ahí, “Let Me Down Gently” fue el primer trancazo que soltó la inglesa.

Para la tercera rola todos los presentes empezaron a perder rigidez y “Kiss And Not to Tell” con sus beats new wave y coro pegajoso puso a mover los pies del público mientras el conjunto musical que acompañaba a Elly hacía lo propio. Antes de que la euforia del momento se apagara, la banda soltó el primer hit del álbum debut, aquel que se hizo conocer por el remix de Skrillex, “In For The Kill”.

wmproux2

La Roux lo hizo bien, una mezcla éxitos del primer disco y las mejores canciones de Trouble In Paradise -su disco más reciente-. La noche se escurrió con las notas de “Sexoteque” y “Cruel Sexuality” que se entrelazaron con “Quicksand”. Elly Jackson, energética pero con la sobriedad que la caracteriza, brindó pequeños pasos de baile sobre el escenario como aquella chica que seduce solitaria en el dancefloor.

La melodías synth pop continuaron para hacer el cover de “Shame, Shame, Shame”, pieza dada a conocer en 1974 por Shirley & Company; el jolgorio permitió a la banda lucirse en todo momento, lo que resultó en un ensamble sensacional unido a calidad vocal de Elly.

wmproux4

El público, en su mayoría femenino, descargo pulmones en todas las canciones, nada raro cuando tienes dos álbumes repletos de tracks que son instant hits. Finalmente, Jackson hizo de las suyas con las cuerdas de su Fender en “Uptight Downtow”, track primero de su segunda producción. La noche cerró con un breve pero excelso remate al público mexicano: “Tigerlily” y “Bulletproof”, favoritas del primer álbum. Elly se despidió del público que la ovacionó en todo momento y aunque el show no duró mucho, no hubo puntos bajos sino una constante ascendente de lo mejor de ambos discos de la carrera de La Roux, que hizo de El Plaza una fiesta de neón.

Leave a Reply