The Last Shadow Puppets @ Pepsi Center. 24/04/16

Fotografías: Sergio Bautista

Desde 2008 que lanzaron The Age of The Understatement. The Last Shadow Puppets despertaron la atención de una afición que -en devoción a Alex Turner y su trabajo con Arctic Monkeys-, le pusieron atención al proyecto. Tanto fanáticos como detractores nos sorprendimos de ver la capacidad musical de Turner -al lado de Miles Kane-, quien entregó un material tan único que valió la pena la inversión de tiempo. Después de ocho años, el grupo lanzó una segunda producción, Everything You’ve Come To Expect. cuya constante fue el gran gusto de las composiciones que la conforman. Esa promoción fue la que los acercó a los aficionados que esperamos desde 2008 el ver de qué eran capaces en vivo y la oportunidad ocurrió el pasado 24 de abril en el Pepsi Center de la Colonia Nápoles, en la capital mexicana.

The Last Shadow PuppetsFue una noche calurosa, pero llena de emoción y expectativa de lo que podían hacer juntos Miles Kane y Alex Turner en un escenario. Arrancaron ante la gritería emocionada de la audiencia con “Used to Be My Girl” e inmediatamente siguieron con su ya clásica “The Age of the Understatement“. Hay que resaltar que el grupo, además de presentar a las dos figuras centrales, traían a alguien para el bajo, percusiones, teclados y un trío de cuerdas que hizo aún más encantadora la canción que siguió: “Dracula Teeth”.

The Last Shadow Puppets

En una buena mezcla entre temas del primer y segundo material, escuchamos canciones poderosas y emotivas como “Only The Truth” y “Miracle Aligner“, aunque al momento de sonar los acordes de “Bad Habits“, el público empezaba a perder la compostura. Mientras los gritos desaforados que clamaban la atención de Alex Turner crecían de tono, la personalidad cockney de Kane arrancaba los suspiros de la audiencia pasiva. “Calm Like You“, “The elements of surprise” continuaron con el trance para dar paso a “My Mistakes Were Made For You“, uno de los singles favoritos del material debut.

The Last Shadow Puppets

Mientras tracks como “Pattern“, “The Dream Synopsis” o “Sweet Dreams, TN” redondeaban el plan de dar a conocer su segundo trabajo, “Aviation” hizo que estallara la euforia en el Pepsi Center. Uno de los instantes más emotivos previos al encore, fue cuando tocaron la balada “Meeting Place“, en la que se escuchaban los coros generalizados de un público emocionado; sin embargo y como receso a la carga musical de la primera parte del show, “In My Room” cerró con fuerza esta parte del set para dar paso al verdadero clímax.

The Last Shadow Puppets

El encore, los gritos de “Olé, Olé” y la emoción regresaron al recinto cuando empezaron a sonar los acordes de una emocionante e intensa interpretación de “Everything You’ve Come To Expect“. Si anteriormente habíamos visto a un par agradecido con su público por el show, la retribución se dio en la manera tan entregada que este track arrancó los suspiros y erizó el vellaje de cuantos pusieron atención al momento. Pudo haber sido el clímax perfecto, pero The Last Shadow Puppets tenía más.

The Last Shadow Puppets

Hay bandas que hacen covers buenos en conciertos y hay otras que nada más llaman un poco la atención del público. Cuando sonaron los acordes en la guitarra de Kane de “I Want You (She’s So Heavy)” la sorpresa invadió las caras de los asistentes. Lo fantástico de este concierto fue la creciente interpretación del clásico de The Beatles: integraron a la perfección el juego de cuerdas con la intensidad del track, la ejecución del solo en la guitarra fue majestuosa y el abrupto final que tanto ha distinguido la canción fue ejecutado con absoluta maestría. Aunque Alex siempre fue el protagonista tácito de la noche, este fue el momento en el que Miles brilló y le robó reflector con una interpretación magistral que, a la fecha, sigue tatuada en la memoria de quienes lo vimos.

The Last Shadow Puppets

Con caras estupefactas tras presenciar la brillante reversión, empezó el track que anunció el final de la presentación: “Standing Next To Me“. El público estaba más que entregado para este momento y el grupo, con su más que respetable capacidad en el escenario, firmó un gran show con otro de los sencillos que más se agradece del par. Si hubiera un par de cosas qué destacar en el aspecto negativo, era el escuchar a niveles más bajos la ejecución de los violines, aunque en general la noche fue perfecta. La espera de ocho años valió la pena y lo único que esperamos como público es que no sean otros ocho los que pasen antes de volver a verlos en tierras mexicanas.

The Last Shadow Puppets