Isao Tomita Portrait In The Studio

Se nos fue otro grande: Isao Tomita, pionero en la música electrónica

Por @KevinFripp

¿¡Qué te pasa, 2016!? Por ahí leí en un post en Facebook que vivimos en la época en que veremos ver a nuestros ídolos morir, y pues sí. El pasado jueves 5 de mayo, por un fallo cardíaco, el compositor japones y  pionero en el uso de sintetizadores y la música electrónica (no confundir con EDM y esas cosas) Isao Tomita falleció a la edad de 84 años.

Su pasión por este instrumento se basa en los experimentos que Wendy Carlos hacía con los primeros sintetizadores de Moog. Ella lo inspiró para realizar música e incursionar en el cine y la TV, pues sus trabajos sonoros van desde A Clockwork Orange a The Shining. Snowflakes are Dansing es su obra más relevante, la cual estuvo nominada a cuatro premios Grammy y es hoy en día una de las principales referencias a la música electrónica.

Él también hizo una trayectoria más que destacada en el diseño de sonido a partir de sintetizadores. Hizo efectivo el uso de los secuenciadores musicales y el Mellotron, sin mencionar que dejó las bases para que estilos sonoros como el trance y el synth-pop llegaran hasta la trascendencia que hoy les distingue. En su carrera, hizo 22 producciones discográficas como solista, además de 4 álbumes en vivo, 6 compilaciones de éxitos y 13 bandas sonoras. Murió en Tokio, Japón y lo recordamos por el genio transgresor del sonido que dio a la música una diferente manera de entenderla y realizarla.

Les compartimos “Dawn Chorus” de Isao Tomita; una que en estos tiempos de lanzamientos de bandas británicas importantes, cobra una relevancia especial. Si no lo conocen, no dejen de darle una oportunidad. La historia no miente y menos respecto a su gente más destacable.