Una joya de un grande del blues a sus 16 años: “A Quitter Never Wins” de Jonny Lang en #StormyMonday

Bienvenidos a un episodio más de #StormyMonday, un espacio dedicado al blues y sus grandes exponentes. Hoy, dedicaremos este especial a uno de los grandes tracks de un guitarrista que nació con alma de bluesman y hoy, sólo tiene 35 años: “A Quitter Never Wins” de Jonny Lang.

Originario de Fargo, en Dakota del Norte, Estados Unidos, Jonny Lang nació destinado a ser un bluesman. Desde muy corta edad, su voz rasposa, repleta de sentimiento, y su gran habilidad en la guitarra lo llevaron a estar en el radar de los más grandes. Lo invitaron a participar en diferentes festivales como el Crossroads del propio Eric Clapton y el Festival de Jazz de Montreal.

A Quitter Never Wins” apareció en su segundo álbum de estudio titulado Lie To Me de 1997 y es uno de los tracks que muestra mejor su habilidad y su sonido en la guitarra. Un sonido muy clavado con esa Fender Telecaster que se ha vuelto su arma inseparable. Además, una perfecta ejecución vocal e instrumental. Lo más impresionante de todo, es que ese track y el álbum, fue lanzado cuando él tenía tan sólo 16 años de edad. Una muestra de alguien que estaba destinado a tocar blues el resto de su vida.

La canción fue compuesta por Tinsley Ellis y Margaret Simpson y es parte del mismo álbum en donde Lang interpreta canciones legendarias como “Good Morning Little School Girl” de Sonny Boy Williamson, entre otras. Es una pena que el álbum no hay conseguido reconocimientos por parte de la industria; sin embargo, no todos los días se escucha un álbum tan maduro de alguien que vive apenas su adolescencia.

Hasta aquí el especial de hoy, recuerda que puedes sugerirnos cualquier tema para esta sección a través de nuestras redes sociales.