Patti_Smith_performing_in_Finland_2007

“Smells Like Teen Spirit” – Patti Smith a Nirvana #MartesDeCover

Por @llo_rens

Después de ser invitados a la fiesta de covers cumpleañeros de Bob Dylan, estamos de vuelta con nuestra tradicional cadena. Te recordamos que nuestro último eslabón fue Nirvana para retomar “Bad Moon Rising” de Creedence Clearwater Revival. Esta semana nos sumergiremos en una reversión a algún track de Kurt Cobain y compañía.

Llegamos a una de las estaciones más famosas del rock e incluso de la música contemporánea,  se llama “Smells Like Teen Spirit” y fue la sensación en la década de los noventa ¿Qué podemos decir de este track que no se sepa?  1991, Nevermind, himno de los adolescentes y mucho grunge. A la canción se le ha querido dar múltiples significados; sin embargo Kurt concluyó que colocó “pedazos de poesía y solo basura y material que me encantaba en aquel entonces, y muchas veces escribo letras sólo en el último minuto porque soy muy perezoso. No entiendo por qué la gente intenta buscarle algún significado”.

El cover de hoy bien podría ser uno de nuestros favoritos de toda la historia. ¿Por qué?

Cuando uno trata de seleccionar los ingredientes ideales de un buen cover, nosotros nos inclinamos porque realmente proponga una ruta alterna en comparación al track inicial. Al mismo tiempo, que respete el destino originalmente marcado. Invariablemente este acto implica renunciar a la comodidad que significaría coverear una gran pieza.

En cambio, proponer variaciones sustanciales que enriquezcan, desde otra mirada, la experiencia ofrecida. Además, un buen cover debe jugar con el tiempo y con los ánimos sin olvidar que no sólo es un ejercicio lúdico, también se trata de honrar al track original. Una vez expuesto nuestro amor a las reversiones, concluimos que la versión de Patti Smith es de antología.

Comprobamos que la transmisión emocional es prácticamente la misma a la compuesta por Kurt. Siempre está presente el sentimiento de confrontación a lo establecido. La magia consiste en el camino tomado por Smith: el tiempo disminuye, lo eléctrico es reemplazado elegantemente por lo acústico, los arreglos de violín son memorables e incluso se le agregan unas líneas líricas que emanan poéticamente.

Perdón, Kurt, pero nos encontramos en una situación difícil, ¿será que el cover superó a la versión original? SIIIIIII.

Bola extra: échenle oreja a Twelve, el gran disco de covers que editara la gran Patti en 2007.