IMG_20171113_0025

Fascinoma, de tropiezos y bailes candentes

Texto: Daniela Valero
Fotos: Pancho Borrajo

El pasado sábado 11 de noviembre se llevó a cabo la segunda edición del Fascinoma. Aunque los organizadores tuvieron que hacer cambios de locación no incumplieron con la esencia que nos dejaron en la primera edición.Fascinoma, de tropiezos y bailes candentesLlegamos el sábado a una reserva natural escondida en la colonia Las Águilas. El lugar tenía lo necesario: aire fresco, árboles, bebidas a precio justo y la carpa principal con un sonido preciso para tenerte alucinado en la zona de baile.Fascinoma, de tropiezos y bailes candentesEn punto de las 8 de la noche Baltra llegó a detonar las tornas y casi con la primera canción ya tenía al público bailando en primera fila.  El techno que eligió provocó que el público se fuera acercando más y más hasta convertir la carpa en la fiesta que prometía.Fascinoma, de tropiezos y bailes candentes

Le siguió Sassy J, eligió empezar con sonidos experimentales que apuntaban a convertirse en algo más trabado, sin embargo terminó por juntarlos con funky tracks. Esto confundió un poco al público que Baltra ya había calentado con un mood más elevado. Fascinoma, de tropiezos y bailes candentesA la medianoche llegó Peanut Butter Wolf, quién tocó puro hit y empezó su set con “Everybody Loves The Sunshine” de Roy Ayers. Hip hop y funk fueron de lo mejor para empezar una de esas noches que sabes que no dejarás de bailar. Su actitud sacaba sonrisas en el público y gritos de emoción con cada track, pues le apuntó mucho a los hits que todo asistente conocedor ama.Fascinoma, de tropiezos y bailes candentes

A pesar del cambio de venue inesperado y contratiempos, Fascinoma cumplió con lo que todos esperábamos, excelentes dioses de las tornas y público conocedor fueron los elementos que seguro perdurarán en próximas ediciones.

¡Larga vida al Fascinoma!