#NuevosRuidos: Jokai regresa con su single “The Day I Left Hanoi” tras 15 años de ausencia

Influenciado por compositores como Damien Rice, Ray LaMontagne y Josh Ritter, este poblano acabó en Bélgica de la manera más surrealista: su hermana conoció a un chico por internet y se enamoraron. Él vino a conocerla y decidió quedarse, pero al ser tan joven, su papá no se lo permitió, por lo que llegó a México para llevarlo de regreso.

Al conocer a la mamá de la joven, quien era divorciada, él también se enamora y para no hacer el cuento más rebuscado, todos terminaron en Europa. “Como cada quien tenía su parejita, en mi tristeza de estar lejos de todo lo que conozco, me clavo en la música y me compro una guitarra, que ahora es mi pareja, mi compañera de vida”, dice Jokai.

Sobre las diferencias entre ser un músico independiente en México y Bélgica considera que de alguna manera hay más oportunidades allá, pues la música callejera culturalmente es aceptada y estimulada. Además el gobierno da subsidios y hay instituciones especiales. Aunque para él, todo arte es un reto y lo que define si lo logras o no es tu actitud.

“Me dedico al coaching de vida, que significa dejar de soñar para empoderar a la gente a vivir sus sueños. Desde mi experiencia, y mi congruencia como alguien que lo hace, puedo apoyar a alguien más y explicarle cómo es esto de ir a viajar, vender todo y darte permiso de dar pausa a tu vida y preguntarte por qué hago lo que hago”, menciona.

En su caso, al cumplir 30 años no encontraba el tiempo para dedicarlo a su creatividad por lo que decidió dejar su trabajo, a su pareja y todo lo que no lo llenaba para dedicarse a la música. Así es como se embarcó en otro viaje mochilero de año y medio por Asia.

“The Day I Left Hanoi” es el recuento de lo que vivió en sus últimos días en la capital de Vietnam. “La canción habla del desapego, de fluir con lo que venga y no encariñarte con nada pues nada te pertenece, todo es temporal. Simplemente abrazar lo bello de la experiencia y desde el amor poder soltar”, comparte.

Además, el constante ejercicio del desapego simboliza su vida: nacer en Iowa, Estados Unidos, crecer en México y soltar una vez más cuando se fue a Europa. Dejar a la familia atrás, al perro y un largo etcétera. Pero él se siente cómodo: “Soy como una tortuga que lleva su pesado caparazón consigo, pero es su casa a la vez, se lleva todo con ella. Para mí, llevo la guitarra y con eso puedo sentirme en casa”. Podría decirse que Jokai es ciudadano del mundo: ha vivido en 4 países, visitado 26 y habla 7 idiomas. “Me clavé en eso, lo mío son las lenguas y la música es un lenguaje”.

Para su acto en vivo, que ha sido parte de Sofar Sounds, se presenta como un trío, conformado por una mexicana que toca la batería además de ser productora y DJ y un argentino encargado de los vientos: saxofón, flauta transversa y armónica.

Planean regresar a Bélgica para grabar un EP con su productor y que salga el siguiente verano. Sobre este cambio comenta: “Fue muy fácil en el sentido en que estaba listo para sumar fuerzas. Solo llegas más rápido, pero acompañado llegas más lejos. Siempre quise que alguien se sumara y aportara”.

Mira el video de “The Day I Left Hanoi” dirigido por Nataly Pag y atento a lo que este cantautor aún tiene por contar.