A/Visions 1 Mutek XV: ser abducidos y transportados a otra dimensión

Texto: Gisela Terrazas
Fotos: Leo Luna, cortesía Mutek

Quince años se dicen fáciles. Para MUTEK México, más que un festival, una plataforma de reconocimiento para el trabajo en arte digital y de artistas experimentales de la electrónica, ha sido un viaje en montaña rusa, con altos y bajos en todos los sentidos de la palabra.

Anoche, por cuarto año consecutivo, el ahora remodelado Papalote Museo del Niño, la proyección de A/Visions 1 reunía a espectadores hambrientos y con el ojo de tigre afilado para, por vez primera, disfrutar de aproximadamente una hora de experiencia inmersiva entre audiencia y el domo digital del recinto.

El recorrido sensorial y visual que tuvimos gracias a la metamorfosis del trabajo entre Nonotak y Synichi Yamamoto & Intercity-Express nos dejó con ganas de más viaje a través del centro de la tierra y el espacio exterior.

Alrededor de las 8 de la noche nos adentramos al domo digital del Papalote, cuya arquitectura es envolvente per sé. Como ya es tradición, elegimos los asientos de coordenadas centrales para poder disfrutar mejor de la experiencia audiovisual.

¿Cuánto durará este viaje? Me preguntaba mientras esperaba ansiosa a que iniciara la proyección, pues en años anteriores no pasaba de 30 min. Las luces neón en la oscuridad que rodeaba el domo hacía que todos los asistentes fueran anónimos y pudiéramos acostarnos con confianza y relajarnos.

Nota importante: si el estrés laboral, personal o emocional te matan últimamente, definitivamente esta es tu oportunidad de despejar la mente y tus sentidos.

El viaje comenzó con el render Noesis del artista Tetsuji Ohno. Visualizamos, desde el centro de la tierra, un globo terráqueo enorme que se iba comprimiendo y se des materializaba en nuestras pupilas. ¿Se han preguntado qué pasará cuando no quede nada de ella?

Seguramente para los artistas y productores japoneses Synichi Yamamoto & intercity-Express tenían preguntas recurrentes al respecto. Después, unas estalactitas volcánicas y unas olas de mar inmensas como grabadas desde el universo nos sumergían en un estado de relajación. Aquí un poco de lo que podrán apreciar:

La segunda parte nos metió en un estado hipnótico. ¿Se han subido a las sillas voladoras de las ferias locales? Algo así se siente estar inmersos en los visuales de los animadores Noemi Schipfer y Takami Nakamoto. Eclipse, la pieza que mostraron, es un juego visual donde intervienen el sonido, el espacio y el tiempo. Es como ser abducido por naves espaciales y perderte en agujeros de gusano infinitos.

El compás de los elementos arquitectónicos es un sensor que te hace transportarte a otras dimensiones, al grado de salir mareado (más no asqueado, que es diferente), y la adrenalina recorre todo tu cuerpo.

Aún hay tickets disponibles para las funciones de A/Visions 1 y para A/Visions 2 en Anahuacalli y A/Visions 3 en General Prim. 30.